¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

La tecnología está llena de palabras de moda que van y vienen. Sin embargo, tres ideas clave que han crecido en estatura y relevancia en los últimos años son la tecnología blockchain, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas.

Estas tres tecnologías emergentes representan diferentes aspectos del mundo de los datos, y 2018 puede ser el punto de inflexión en su convergencia. ¿El resultado? Tres diferentes tecnologías comenzarán a trabajar juntas en un ecosistema sin fisuras, y el resultado es un mundo más conectado, más eficiente y más seguro.

Para ver cómo estas tecnologías pueden funcionar juntas, es esencial comprender sus detalles. Miremos más de cerca.

Blockchain

Blockchains han existido por casi una década y se destacaron por primera vez con el aumento del bitcoin. Blockchains es una plataforma de base de datos con varias diferenciaciones clave del mercado. Primero, los bloques están descentralizados, eliminando la autoridad única sobre los datos. Segundo, muchos son examinados públicamente a través de una red de usuarios. En tercer lugar, los datos son permanentes ya que cada registro se “escribe” en un bloque y se vincula a registros adyacentes, lo que los hace inmutables y lineales.

Inteligencia artificial

Este término saca a relucir muchos estereotipos de la ciencia ficción, que en su mayoría implican el extremo distópico del mundo. Sin embargo, la inteligencia artificial (IA) tiene la misma probabilidad de lograr un mundo mejor que terminarlo. La IA actual simplemente representa algoritmos de aprendizaje que pueden ajustar y tomar decisiones basadas en el procesamiento de grandes volúmenes de datos. Un ejemplo de esto es el Siri de Apple. Siri aprende su horario, hábitos y gustos / disgustos simplemente rastreando datos de decisiones individuales. Cuando se reconocen los patrones, Siri puede tomar decisiones sobre recomendaciones y opciones. AI se puede utilizar en todo tipo de aplicaciones, desde B2B hasta B2C, y en el proceso, hacer las cosas más rápidas y más fáciles para el usuario final.

Internet de las cosas

Internet de las cosas, también conocida como Internet of Things (IoT), ya está aquí gracias a una combinación de Wi-Fi, redes de datos y dispositivos de conexión Bluetooth. El hogar inteligente emergente es un ejemplo de IoT, donde la idea es que todas las “cosas” están conectadas a internet: refrigerador, televisión, termostato y más. A medida que más y más dispositivos cotidianos se conectan, IoT se vuelve cada vez más habitual y parte de la vida cotidiana.

Cómo funcionan estas tecnologías juntas

Estas tres tecnologías han aumentado en la última década. Después de años de exageraciones y expectativas, 2018 parece ser el año de la convergencia, y el ecosistema comienza con la cadena de bloques.

La tecnología Blockchain está reconstruyendo las bases de internet. Uno de los problemas fundamentales que impiden el uso más generalizado de IoT e IA es la vulnerabilidad de seguridad inherente a Internet tal como está ahora.

Las tecnologías de Blockchain pueden ayudar a resolver muchos de estos problemas al hacer tres cosas:

  • Permiten a los usuarios realizar operaciones comerciales directamente, proporcionando un mecanismo de pago y un canal de comunicación.
  • Las redes de Blockchain también se pueden usar para crear registros indexados que son lineales y permanentes, lo que permite a otros hacer referencia a ellos globalmente sin censura.
  • Lo tercero que la tecnología blockchain les permite a sus usuarios es actuar como su propia autoridad de certificación.

Blockchain representa el pegamento que mantiene unido a este ecosistema porque es responsable de almacenar y proteger los registros. La transparencia y permanencia intrínsecamente es parte de su modelo operativo. Por lo tanto el pirateo se vuelve casi imposible.

Esto protege a los datos contra la mayor amenaza: fuera de la usurpación del dispositivo y el control de registros. Tales amenazas han aparecido de muchas formas en los últimos años, desde el ataque masivo distribuido de denegación de servicio de Mirai, conducido por bots en 2016, hasta historias notables de niños que aprendieron a piratear sus juguetes inteligentes.

Con IoT, cada dispositivo conectado es un punto vulnerable de entrada, y con IA tomando decisiones por los usuarios, los riesgos nunca han sido más significativos. Una plataforma escalable, segura y fácilmente examinada que Blockchains crea es un nivel de seguridad que incluso los gobiernos han explorado para usos oficiales.

Mientras el enfoque actual está en los refrigeradores y televisores inteligentes, lo que está en juego se vuelve infinitamente más alto cuando miramos hacia el futuro. Los dispositivos médicos inteligentes pueden representar una nueva forma de salvar vidas al ser conducidos con inteligencia artificial capaz de tomar decisiones sobre la marcha que salvan vidas a través de datos biométricos. Sin embargo, considere el poder de ese dispositivo si alguien lo piratea, una amenaza así crea una nueva forma de terrorismo.

Del mismo modo, los autos sin conductor ya son lo suficientemente comunes como para que los estados les hagan leyes, ya que las compañías de tecnología como Google desarrollan sus capacidades. El objetivo de estos vehículos es hacer que el transporte sea más eficiente y más seguro al eliminar el elemento humano de la ecuación. Sin embargo, piratear sus sistemas crea un peligro para todos los conductores en el camino. Teniendo en cuenta que los hackers ya han podido demostrar que pueden hacerse cargo del control de los vehículos de Tesla, la necesidad de proteger los datos que alimentan la inteligencia artificial de los vehículos es literalmente una cuestión de vida o muerte.

Por lo tanto, el avance más significativo en la conectividad y la IA no vendrá de lo que la tecnología es capaz, sino que su éxito o falla solo tiene que ver con la seguridad y la confiabilidad de los datos que lo alimentan.

Sin la capacidad de tener la máxima seguridad de los datos, cualquier uso impresionante de los dispositivos AI o IoT en última instancia, se convierte en nada más que una demostración tecnológica glorificada si no se puede confiar una vez lanzada en el mundo y abierta a los usuarios infames.

Para que la convergencia de estas increíbles tecnologías realmente tenga lugar, deben ser experiencias seguras. Debido a eso, 2018 marca la primera vez que estas tecnologías pueden aprovechar las capacidades de los demás y, juntas, pueden formar la base de un ecosistema que cambiará la forma en que la humanidad vive, trabaja y juega. Esto podría conducir a todo tipo de cambios, desde el matrimonio de chips RFID y NFC y blockchain como una nueva identificación personal a las criptomonedas que se utilizan para impulsar las transacciones entre los dispositivos IA e IoT. El cambio está llegando, y si alguna vez hubo un momento para asegurarse de que la humanidad lo hiciera bien, es ahora.

Fuente, Techtarget, Internet Of Things Agenda, Tiana Laurence.

Traducido y adaptado por la división consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores