Abogados y consultores se encontraron en el infierno

Sabido es que los consultores, por lo que hacen y son, van siempre al cielo. Murió un consultor y se fue a las puertas del cielo.

Ya en las puertas del cielo, San Pedro buscó en su archivo pero, últimamente, andaba un poco desorganizado y no lo encontró en el montón de papeles, así que le dijo: “Lo lamento, no estás en las listas“. De modo que el consultor, obediente, se fue a la puerta del infierno dónde, rápidamente, le dieron albergue y alojamiento. Poco tiempo pasó y el consultor se cansó de padecer las miserias del infierno, así que se puso a diseñar nada más y nada menos que un proyecto ¡Qué raro!. Elaboró un Plan Anual de Trabajo, organizó un comité de dirección y otro de ejecución, realizó una Encuesta de Expectativas para el año 2013, creó un grupo de documentación, escribió una metodología de trabajo y manos a la obra: comenzó a realizar mejoras. Con el paso del tiempo, los habitantes del infierno, preocupados por obtener mejor calidad de vida, obtuvieron diferentes certificaciones:

  • Procesos de calidad de alimentos.
  • Presentación de planes de negocios.
  • Diseño de estructuras matriciales.
  • Implementación de software empresarial.
  • Optimización de costos.
  • Gestoría de cobranzas
  • Y otras.

Incluso, se comunicó con otros consultores que respondieron a la Encuesta de Expectativas para el año 2013 y publicó los resultados aquí. Y más aún, le está ayudando a buscar software empresarial ERP y CRM para administrar mejor el infierno.

Un día Dios llamó al Diablo por teléfono y con tono de sospecha le preguntó: “¿Cómo están las cosas allá en el infierno?.El Diablo le contestó: “¡Estamos 10 puntos!. Tenemos personal certificado en proceso de calidad, en planes de negocios, como diseñadores de estructuras empresarias, como implementadores de software de negocios, como gestores de cobranzas y otras más. ¡Hasta hemos recuperado cuotas atrasadas!. Por favor toma nota de mi dirección de email por si algo se te ofrece algo o si necesitas una asesoría. Puedes escribirme a: eldiablofeliz@infierno.com“. Dios estaba sorprendido. Después de muchos años en los que el infierno fue la suprema desorganización y miseria, de pronto algo había cambiado. Sospechó que un factor externo había influido en el cambio del infierno y entonces preguntó: “Dime una cosa Diablo, ¿Acaso tienen ustedes en consultor allí?“. El Diablo no dudó un instante la respuesta y con tono de orgullo le respondió: “Si. Y gracias a su trabajo, además sabemos qué piensan el resto de los consultores para el año 2013.“. Y Dios dijo: “¡Es un monumental y garrafal error. Nunca debió haber llegado allí un consultor! Los consultores siempre van al Cielo. Está escrito de esa forma. Así que, Diablo, me debes enviar a ese consultor inmediatamente.“. “¡Ni loco, ni ebrio, ni dormido! Me gusta tener un consultor en esta organización y me quedaré con él eternamente“, respondió el Diablo. Y Dios le contestó furioso “¡Envíame ese consultor al cielo o te demandaré!“. El Diablo, comenzó a reírse y tras una fuerte carcajada, le replicó a Dios “¿Ah, si? ¿Y de dónde sacarás un abogado si todos están aquí, en el infierno?

Moraleja

  1. Si es empresario, sepa que un buen consultor puede transformar una empresa.
  2. Si es consultor y quiere figurar en las listas de San Pedro, anótese en el Registro de Consultores de Evaluando Software. Es gratuito.
  3. Si está buscando software de gestión empresarial, acorte el tiempo de su búsqueda usando el Evaluador ERP o el Evaluador CRM.
  4. Si es empresa productora o vendedora de software de negocios, mantenga actualizados a los consultores. Están en todas partes

Por Daniel M. Aisemberg – Director Evaluando Software,
adaptado de un relato popular.

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Comentarios

Deja un comentario