La finalidad de este artículo nace de mi deseo por compartir con el lector, cualquiera sea el carácter que desempeñe su actividad profesional: perito, abogado o funcionario judicial, una interesante experiencia de peritaje. Esta es una experiencia como perito informático en un tribunal nacional del fuero civil con asiento en esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el marco de un expediente en el que se sustanciaba una medida “CAUTELAR” de naturaleza anticipada.

El juez interviniente en la causa encomendó la ejecución de mi tarea en los siguientes términos: “…determinar fehacientemente la posibilidad o no en cada uno de los proveedores de Internet de Argentina (ISP Internet Service Provider) a bloquear en el mencionado sitio WEB, la exhibición de las películas mencionadas por la actora en autos…”. Para dar un caso de una dirección web hipotética la llamaremos “www.mirarpeliculasenargentina.tv”.

Acto seguido me puse a estudiar el expediente, sus antecedentes, en síntesis a investigar el caso y especialmente a determinar el alcance de la manda judicial.

La primera pregunta que me surgió acerca de mi cometido fue el alcance de la expresión “determinar fehacientemente”. En mi opinión significa contar con todos los recursos disponibles en los ISP para dicha actividad, y que entre los recursos podemos indicar:

  • Físicos; Humanos (personal calificado y especializado para monitoreo y configuración de sistemas/equipos)
  • Tecnología
  • Máquinas: equipos.
  • Sistemas: adquisición y/o adecuación del sistema vigente.
  • Tiempo: tiempo para desarrollo y mantenimiento de sistemas y procesos.
  • Medición y Métodos: medición de la calidad del servicio/performance, calidad de atención, etc.
  • Políticas entre otros.

 

En virtud de ello formulé algunas preguntas para hacer a los ISP en donde apunté a conocer sobre sus posibilidades de bloquear una URL, antes de realizar mi primer viaje de visitas a sus instalaciones y oficinas.

Analizando las respuestas ya existentes en la compulsa se puede decir que en Argentina, a la fecha, el universo de posibilidades con las que nos podríamos encontrar en las visitas y verificación de cada ISP son las siguientes:

  • Es cierto que existe tecnología para bloquear una URL, pero dependerá en cada ISP si tiene o no el sistema/equipo adecuado para tal fin.
  • Es cierto que se puede bloquear una URL específica de un contenido puntual según se tenga el adecuado equipo/sistema para tal finalidad.
  • Es cierto que para disponer de un equipo/sistemas de bloqueo se necesita personal especializado para configurar/desarrollar dicha tarea.
  • Es cierto que los ISP pueden disponer total o parcialmente de herramientas técnicas para bloquear.
  • Es cierto también que un filtro de bloqueo puede o no, según los equipos que se dispongan, afectar la calidad del servicio/performance que originalmente se brindaba a los clientes antes de implementar el bloqueo.
  • Es cierto que por cómo se disponen y trabajan “los componentes” que conforman el funcionamiento principal al acceso de Internet, sus Protocolos (direcciones de IP) y especialmente las direcciones WEB (URL), son altamente dinámicos y pueden mutar fácilmente acorde al uso que realice de ellos el administrador del sitio.
  • Es cierto que existe la Tecnología en el Mercado Comercial que puede realizar bloqueos a URL específicas. Existen algunos dispositivos llamados “Firewall” y “Deep Packet Inspecction (DPI)“, entre otros, y estos equipos/sistemas permiten el bloqueo a URL, entre otras funciones.
  • Es cierto también que la tecnología permite cambiar la URL con cierta frecuencia y a la vez puede ser menor al tiempo en que el proceso judicial de bloqueo demanda, es decir, que la URL solicitada para su bloqueo puede ya no existir con el contenido original o, bien de más está decir, que se haya asignado o no esa URL a un contenido autorizado para su publicación y distribución comercial.

;

¡Pero cuidado!. Si se procede a bloquear sin antes verificar el contenido de la URL, se puede llegar a generar un efecto no deseado como bloquear algo que no era lo pensado, es decir que haya otra película en su lugar, en esa misma URL que será bloqueada. En el mundo de la informática todo es dinámico y cambiante, más aún las direcciones virtuales.

A modo ilustrativo en el gráfico 1 identificaré el Proceso Continuo y Operativo de Bloquear una URL.

También en nuestra tarea no debemos omitir la documentación disponible en la CNC –Comisión Nacional de Comunicaciones- que nos acerca a la realidad de la situación para analizar el escenario principal del caso que nos compete.

Entre la documentación disponible en la WEB y en Biblioteca de la CNC, podemos hallar:

  • Listado de equipos homologados, temas de interés y estadísticas y datos de licenciatarios entre otros.
  • Listado de licenciatarios pero no discriminado puntualmente como ISP vigente o que posibilite identificar quiénes son todos los ISP de Argentina y quiénes son los ISP que además “transportan datos” tanto sea de ingreso y/o egreso al país.
  • Reglamentación del Decreto N°764/2000. Reglamento de Licencias de Telecomunicaciones.
  • Resolución SC N°81/96 del 6 de septiembre de 1996.

Ahora bien, si hiciéramos una lista principal y descripción de tareas/actividades para llevar adelante el cometido encomendado, señalaría los siguientes recaudos:

Verificar y establecer en cada ISP

  • La tecnología/equipamiento disponible para el tráfico de internet y modo en que operan.
  • Establecer capacidades de los equipos/sistemas vigentes en cada ISP.
  • Verificar la existencia o no de sistemas Firewall o DPI y/o similares equipos y/o software que permiten bloqueos.
  • Verificar marca, modelo, y datos del contacto del fabricante de cada equipo/sistema.
  • Habida cuenta que algunos proveedores de internet, hacen que ciertos clientes no “pasen” por estos equipos y/o filtros, solicitar, de corresponder, que informen debidamente para analizar el impacto de incluirlos a todos.

Es importantes aclarar que la ejecución de algunas de las mencionadas tareas pueden requerir de la erogación de recursos económicos a los efectos de cubrir traslados y estadía a los lugares físicos donde se encuentra la empresa proveedora de internet y/o fabricante de equipos/sistemas, dado que resulta imposible realizarlo en su totalidad de forma remota. Que a esos fines, en una primera etapa procedí a identificar los principales proveedores de internet ubicados en el interior del país y en el AMBA cuya visita resultaba necesaria visitar para desarrollar las tareas periciales encomendadas y estimar de esta forma los gastos que irrogarían durante esta primera etapa.

Como sabemos, a la fecha no hay regulación de acceso a Internet, pues de esta manera nos convierte en pioneros en estos temas de gran relevancia para la investigación. Ello refuerza una frase que en el mundo de los informáticos se dice reiteradamente “Internet nació para no morir”.

Por otro lado, conocemos los participantes que intervienen en este proceso, a saber:

  1. El que alquila espacio en el servidor;
  2. El que coloca la “cosa”–el que pone el video en el servidor-;
  3. El que dice dónde se encuentra la “cosa” –el que indica dónde ver la película con su buscador WEB desde su página propia-;
  4. El que trafica datos para que el usuario pueda visualizar en su monitor el contenido de la “cosa” –el llamado ISP-; y
  5. El que ve/consume la “cosa”, el llamado “usuario”.

¿Quién es el último responsable en esta cadena de intermediarios?

Sabiendo a todo esto que el principal participante al que se “ataca” es al que indica desde su página WEB dónde está la “cosa” y mantiene/brinda su servicio totalmente gratuito. ¿Para que sea legal ver la película en forma gratuita qué debemos contemplar?

El debate queda abierto para que nos escriban sus opiniones a informática@copitec.org.ar. ¿Es posible regular INTERNET? ¿Tenemos en la República Argentina leyes para que Jueces/Peritos en Informática puedan lidiar con estos temas?.

Autor: MBA Analista de Sistemas Gastón Terán Castellanos – Matrícula COPITEC 119.
Bio: Gastón Terán Castellanos –MBA en Comercio electrónico e Internet- MBA en Administración – Posgrado en Marketing- Lic. En Administración- Analista de Sistemas- Técnico Electrónico.