Comercios de retail 100% automatizados

Cómo podemos saber que estamos realmente innovando en nuestro negocio? En países como Estados Unidos, muchos de Europa, y más recientemente en Latinoamérica, por ejemplo, el caso de los retails es básico. Ya se puede entrar a una tienda para hacer compras, sin necesidad de hacer fila para pagar.

Los comercios han avanzado tanto en la experiencia de compra de sus usuarios que han eliminado las cajas de pago, para dejarlo a la automatización de un simple arco donde se hace una lectura de los productos que se van cargando al carrito de compra, se identifica el usuario con el punto de venta y se puede ir.

No es ciencia ficción. Esto ya sucede, y cotidianamente, con la confianza de que cada producto ya fue cargado a la tarjeta de crédito y que no es posible que se abandone el negocio con algo sin pagarse. Se ha llegado a un grado de automatización que debemos pensar que es posible gracias al enorme respaldo de tecnología utilizada.

Las posibilidades de innovación en los negocios

El concepto parece del futuro, la realidad es que hay una base tecnológica robusta detrás de toda la experiencia de compra que tiene un negocio de esa naturaleza. Y, de a poco, deja de ser algo nuevo para el usuario.

No obstante, el que una cadena de supermercados cuente con una tienda tan automática como esta exige un control de sus aplicativos, CRM, ERP y lógicamente un Supply Chain Management superior al resto de las tiendas, aplicaciones que fácilmente están hoy bajo la tendencia de lo que conocemos como Big Data.

La razón es la misma: tecnología soportada por un centro de datos robusto, que puede soportar los procesos que algunos llaman de “misión crítica”, es decir; los que no se pueden interrumpir porque son la fuente de ingreso o conllevan riesgo operativo.

Como explicaba, nada fuera de este mundo. Por supuesto, debemos tener en cuenta las costumbres y preferencias del mercado. Pero el Centro de Datos en cualquier formato es la base de las operaciones de los grandes almacenes que conocemos, los bancos, aseguradoras, empresas que tienen un fuerte diseño de distribución en zonas, control de inventarios, perecederos y así una infinidad de procesos.

La interconexión de la infraestructura lógica como los CRM, el ERP o los aplicativos clave que puede tener un almacén como en el ejemplo que señalo, no obedecen a un proceso mágico, ni a situaciones de implementación basadas en inversiones gigantescas. Por el contrario, bien diseñado el centro de datos puede generar ahorros hasta de un 50% de energía y es justo en ese tipo de inputs en los que se basan para decidir automatizar un negocio, el retorno de inversión y las posibilidades de ahorros en operación.

Por Jorge de la Fuente
Centros de Datos y Director de Ventas Técnicas
Panduit para América Latina

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario