¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

No es fácil elegir a los mejores empleados, sin embargo, hay algunos “tips” que pueden ayudar a lograrlo. Es muy importante, en estos días, el talento humano de una empresa.

1. Determinar la urgencia del perfil

Es necesario evaluar la urgencia del perfil y, a partir de ello, decidir si debemos buscar apoyo en una ayuda externa especializada. Es importante señalar que este soporte siempre será en forma parcial y para algunas etapas del proceso.

2. Publicar la vacante varias veces a través de diferentes canales

Es importante que publiquemos la vacante la mayor cantidad de veces. Esto nos ayudará a abarcar también candidatos que se mueven en un mercado oculto, es decir candidatos que no responden a un anuncio pero que sí cambiarían de trabajo por una recomendación.

3. Cuidar la “marca empleadora” (en inglés: “employer branding”)

La imagen que transmitas a los candidatos, la oferta que se les plantee, nada puede quedar al azar, ya que según cómo se posicione la marca de la compañía, se llegará a determinado segmento de candidatos, descartando a otros.

4. Planificar el proceso de selección

Todas las etapas del proceso de selección deben estar bien planificadas: dónde se publica la vacante, tiempo para reunir los CVs, tiempo de análisis, etc. Si no hay planificación, el proceso puede ser un fracaso.

5. Determinar quiénes intervienen en las etapas de selección

Es importante seleccionar quién va a intervenir en cada etapa y brindar instrucciones claras acerca de los requisitos y cómo actuar. Siempre contar con una mínima preparación curricular. Si varias personas realizan entrevistas por separado, asegurarse de que proporcionan información coherente a los candidatos.

6. No solicitar requisitos innecesarios para el puesto

Al momento de armar y redactar un anuncio, es importante no sobrecargar el perfil con requisitos innecesarios. No pedir por pedir, ya que dificulta el proceso de la vacante. Por ejemplo: si uno de los requisitos es inglés en un puesto, que sea porque efectivamente el futuro empleado lo tendrá que utilizar.

7. El talento no se basa solamente en el CV

No subestimemos el talento potencial de un candidato. En el momento de la entrevista, pidamos a los candidatos ejemplos sobre cómo han resuelto situaciones en el pasado, para que nos permita analizar si efectivamente han desarrollado las habilidades necesarias. También es útil exponer situaciones reales con las cuales podría encontrarse en un futuro. Es decir, no nos quedemos solo con el CV de un candidato sino investiguemos sus competencias y comparemos con las habilidades que consideremos relevantes, independientemente del perfil del puesto en sí.

8. Dedicar tiempo a cada candidato en una entrevista

La primera impresión de los primeros minutos a veces puede ser errónea… Es recomendable no comentarle nunca al candidato qué se espera de él antes de realizar la entrevista, ya que se le daría pie a que responda lo que uno quiere escuchar.

9. Detectar si el candidato está motivado

Es muy importante no contratar a alguien de quien se tengan dudas sobre su motivación, aunque parezca un candidato estrella. La motivación debe estar presente durante todo el proceso de selección.

10. Cuidar al candidato en el proceso de incorporación e integración

Prestemos mucha atención y tengamos cuidado con el momento la incorporación. Muchos candidatos se han venido abajo por no haber cuidado su proceso de integración en los primeros días y meses. De nada sirve completar un buen proceso de selección si no se tiene en cuenta este aspecto.

Evangelina Piscitello,
Territory Manager – Raet para Latinoamérica

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores