¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Cada vez más la Tecnología ocupa un papel crítico e importante en nuestras vidas, al igual que en los negocios y en los ámbitos empresariales. Pero, ¿Cómo evaluar sus beneficios en términos económicos a la hora de elegir las inversiones? Esta pregunta que nos hacemos varios empresarios, disparó la formulación de Val IT, un marco de gobernabilidad que se puede utilizar para crear valor de negocio de las inversiones en TI. Consiste en un conjunto de principios que determinan el marco conceptual y una serie de procesos y mejores prácticas que se los define como prácticas de gestión claves para apoyar y ayudar a la gerencia ejecutiva y al nivel empresarial.

Las organizaciones siguen haciendo importantes inversiones en negocios posibilitados por TI: Inversiones en el mantenimiento, crecimiento o transformación del negocio que tienen un componente crítico de TI. La experiencia y un creciente volumen de investigaciones empíricas demuestran que dichas inversiones, cuando se gestionan bien dentro de un marco institucional efectivo, generan oportunidades importantes en las organizaciones para la creación de valor.

Muchas organizaciones han creado valor mediante la selección de las inversiones oportunas y la gestión efectiva de las mismas desde la concepción, pasando por la implementación, hasta la realización del valor esperado.

Sin embargo, sin una buena gestión de la institución efectiva, estas inversiones generan una oportunidad igualmente significativa para erosionar o destruir valor. De hecho, según una publicación de Gartner de 2002, se desperdicia el 20 por ciento de todos los gastos en TI, representando, a nivel global, una destrucción anual de USD 600 mil millones.

Una lección fundamental es que la inversión en TI ya no trata solamente de implementar soluciones de TI, sino que cada vez más trata de implementar el cambio que posibilita TI. Esto implica mayor complejidad y mayor riesgo que en el pasado. Las prácticas de gestión que tradicionalmente se han aplicado ya no son suficientes.

El mensaje es claro: las inversiones de negocio que son posibles gracias a TI pueden dar enormes beneficios, pero solo con los procesos y gestión apropiados y el pleno compromiso e implicación de todos los niveles de dirección. Hasta ahora, sin embargo, la dirección no ha tenido un procedimiento claro que indique la forma de considerar las inversiones en TI o de informar sobre o monitorizar el posible éxito o fracaso de dichas inversiones.

Al considerar que existía una falta de guías de inversión y gestión de TI, el IT Governance Institute, trabajando conjuntamente con otros profesionales líderes en la comunidad de negocio y TI, ha lanzado la iniciativa Val IT.

Esta iniciativa, en la que se incluyen investigaciones, publicaciones y servicios de soporte, tiene como objetivo ayudar a la gerencia a abordar este reto, así como garantizar que las organizaciones logren un valor óptimo de las inversiones de negocio posibilitadas por TI, a un coste económico, y con un nivel conocido y aceptable de riesgo. Val IT constituye una extensión y complemento de COBIT, que proporciona un marco de control global para el gobierno de TI.

En concreto, Val IT se centra en la decisión de invertir (¿estamos haciendo lo correcto?) y la realización de beneficios (¿estamos obteniendo beneficios?), mientras que COBIT está enfocado en la ejecución (¿lo estamos haciendo correctamente, y lo estamos logrando bien?).

La última versión publicada por el IT Governance Institute (ITGI, en inglés: IT Governance Institute), basada en la experiencia de los profesionales y académicos globales, prácticas y metodologías fue nombrado Valor de la Empresa: Gobierno de TI Inversiones, el Val IT Framework 2.0. Este cubre los procesos y prácticas de gestión claves y va más allá de las nuevas inversiones para incluir los servicios de TI, activos, otros recursos y los principios y procesos para la gestión de la cartera de TI.

Por la Ing. Cecilia Bietti

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores