Las empresas y otras organizaciones desean mejores datos e información para guiar sus decisiones del día a día. En todo el mundo han invertido millones de dólares en sus sistemas ERP (Enterprise Resource Planning) en los últimos 20 años, pero pocos de ellos han encontrado formas eficaces para dar sentido a la gran cantidad de datos operativos y financieros que se reunieron en el sistema. Tres consideraciones para integrar el ERP y el Business Intelligence.

Además, las normativas internacionales e incluso las de cada país, requieren que las empresas públicas sean más transparentes en su información financiera. Y no todas pueden lograrlo fácilmente. Claramente, este es un punto débil para muchas organizaciones, por lo que los proveedores de ERP han invertido mucho en adquirir software de BI o Business Intelligence o en desarrollar sus propias capacidades de inteligencia de negocios.

Dada la creciente importancia de los datos e inteligencia de negocios en un moderno software ERP (Enterprise Resource Planning), las empresas se están inclinando a que sus sistemas proporcionen este nivel de funcionalidad. Si bien hay una Hoja de ruta para implementar un Business Intelligence, en este artículo hacemos hincapié en tres puntos a tener en cuenta al incorporar Business Intelligence en su aplicación ERP:

  • La inteligencia de negocios (Business Intelligence) no es lo mismo que la presentación de informes. Los sistemas ERP siempre han proporcionado un nivel decente de informes. En el pasado, la mayor parte de esta información fue bastante superficial y centrada en el apoyo a las operaciones en lugar de análisis o toma de decisiones. Por ejemplo, un informe de las órdenes de compra abiertas es mucho menos significativo que el análisis predictivo que estima las necesidades futuras de compra. Con el fin de aprovechar eficazmente la inteligencia de negocios, las empresas tienen que mirar más allá de los informes de lujo que solicita un usuario final. En su lugar, es necesario entender cómo se recopila la información en el sistema y se transforma en herramientas significativas de toma de decisiones. Como regla general, los proveedores de ERP que proporcionan Business Intelligence (Inteligencia de negocios) tienen más probabilidades de proporcionar esta funcionalidad.
  • La flexibilidad es la clave. Diferentes organizaciones tienen distintas maneras de analizar y utilizar los datos y estas necesidades evolucionan con el tiempo. Por lo tanto, es fundamental que las empresas busquen soluciones flexibles de Business Intelligence dentro del software de gestión empresarial que tienen implementado. Los sistemas ERP que proporcionan múltiples maneras de analizar y presentar datos, son más propensos a evolucionar con una organización conforme sus necesidades lo hacen. Las organizaciones también tienen que buscar flexibilidad en términos de cómo se entregan los datos (por ejemplo, los informes tradicionales, cuadros de mando ejecutivos, aplicaciones móviles,
  • Definir las necesidades de Business Intelligence. Para llevar a cabo los dos puntos anteriores, se deben definir los requerimientos relacionados con la inteligencia de negocios. Aunque los requisitos tradicionales se centran en cómo los procesos de negocio transaccionales deben trabajar, las necesidades de Business Intelligence requieren una definición desde una perspectiva diferente. Por ejemplo aumentar el desempeño organizacional. Además de centrarse en la forma en que se ha completado el trabajo, los equipos de proyectos de ERP también debe decidir cómo se utilizará la información y se tomarán las decisiones. Por ejemplo, es útil para definir cómo se prevé la demanda, cómo se tomarán las decisiones de inventario y otros procesos más analíticos. Además de indagar sobre estos requerimientos durante la etapa de selección, deben utilizar el proceso para garantizar que el software ERP incorporará estas funciones mientras está en producción.

Estos son sólo unos pocos pasos que le ayudarán a incorporar la inteligencia de negocios (Business Intelligence) en su aplicación ERP. Si bien las iniciativas tradicionales de ERP se centran en la automatización de las operaciones, las nuevas implementaciones deberían centrarse en cómo se utilizará la información. Inteligencia de negocios, datos y análisis predictivo son, en muchos sentidos, el santo grial de las implementaciones de ERP, por lo que es importante seleccionar e implementar un software de gestión empresarial que soporte este potencial.

Por División Consultoría Evaluando Software