Efectos del nuevo contexto internacional sobre los procesos de gestión empresarial

El contexto económico global ha experimentado durante estos últimos años una serie de transformaciones estructurales que le han aportado nuevas características y han impactado en procesos de gestión empresarial, las cuales resultan imprescindibles conocer para comprender el nuevo funcionamiento de este contexto y adoptar las medidas y cambios necesarios para competir exitosamente.

A fin de aproximarnos a dicho conocimiento y comprensión describiremos las características de la nueva economía mundial, los motores de la globalización, el impacto de ésta sobre los países y empresas y por último lo que se ha dado en llamar sociedad del conocimiento y economía digital.

Características de la nueva economía mundial

La nueva economía mundial presenta las siguientes características:

Mercados globalizados y economías internacionalizadas

El proceso de globalización e internacionalización de las economías no es nuevo sino que ya existía desde la década de los años cincuenta. No obstante lo que hoy hace que este proceso tenga tanta repercusión en la economía mundial es su velocidad e intensidad con que se expande.

Este proceso de globalización e internacionalización tiene como consecuencia un incremento exponencial de la competencia en los distintos sectores de las economías. Ello ha obligado a las empresas a implementar medidas que le posibiliten mejorar su competitividad y de esta manera “sobrevivir” al cambio estructural de sus sectores caracterizado por una mayor concentración de la participación de mercado entre unas pocas empresas, aquellas que han sabido identificar e implementar los cambios necesarios, y la desaparición de aquellas otras que no han podido afrontar las exigencias de esta nueva competencia mundial.

La expansión veloz e intensa de la globalización es impulsada por factores diversos que interactúan en forma compleja. Estos factores podemos reunirlos en cuatro grupos:

1 – El mercado

  • Convergencia de las necesidades.
  • Consumidores internacionales.
  • Canales de distribución.

2 – Mecanismos económicos

  • Economías de escala.
  • Finanzas globales.
  • Transporte e infraestructura.
  • Nuevas tecnologías.
  • Interdependencia entre países.

3 – Los gobiernos

  • Apoyo a las empresas.
  • Bloques regionales de comercio.

4 – Estrategias empresariales

  • Internacionalización.
  • Seguir a los competidores.
  • Penetración en nuevos mercados.

Exceso de oferta y guerra de precios

En distintos sectores de las economías se registra un exceso de capacidad lo que provoca fuertes guerras de precios. Este exceso de oferta puede ser causado por distintos factores. A nuestro juicio, hoy en día, el principal factor es la formación de bloques regionales que al disminuir o eliminar las barreras arancelarias, cuantitativas y para-arancelarios para el comercio entre los países miembros incrementan la ofertas de las economías nacionales al facilitar el ingreso de nuevas empresas. Además estos bloques tornan más competitivas a la economías nacionales lo que estimula las exportaciones no sólo a los otros países socios sino también a países no miembros generando en ellos también un exceso de oferta. No obstante cabe destacar que a largo plazo tiende a producirse un proceso de ajuste con motivo del cual sólo quedarán las empresas altamente competitivas. Este exceso de oferta, tal como dijimos, ocasiona guerra de precios que deterioran la rentabilidad de las empresas e inicia lentamente el proceso de ajuste. Esta situación se acentúa notablemente cuando existe recesión y consecuentemente caída de la demanda.

Existencia de una doble competencia global: por una lado entre las empresas de un mismo sector, y por el otro entre países

La rivalidad entre empresas no es novedad, lo que resulta novedoso es la competencia entre países. La competencia no es sólo en el ámbito fiscal con el fin de atraer la inversión extranjera como ocurría años atrás. En la actualidad la competencia se da en un sentido más amplio, concretamente se refiere a la capacidad de un país para generar condiciones que estimulen a sus empresas a ser competitivas en este nuevo escenario mundial.

Estas condiciones comprenden, además de las medidas de carácter fiscal, las políticas educativas, sanitarias y de investigación entre otras. Antes estas políticas se diseñan sin tener en cuenta su utilidad para las empresas y el modelo productivo del país. Hoy, en cambio, si un país quiere ser competitivo en el largo plazo es esencial que al momento de formular dichas políticas evalúe cuáles serán sus efectos sobre el desempeño de las empresas y del país en su conjunto a fin de asegurar que en el futuro será capaz de ofrecer a las empresas un entorno que las estimulará a competir en forma eficiente y a nivel mundial.

Aumento de la concentración de la actividad económica de mayor valor agregado en las grandes empresas internacionales

Competir a nivel global exige, en principio, para las empresas una cierta capacidad y dimensión debido a motivos de carácter económicos como por ejemplo el alto nivel de inversión y por lo tanto de capital para desarrollar actividades de I&D.

El proceso de globalización estimula a las grandes empresas internacionales, que son las que reúnen las condiciones por su capacidad y dimensión, a concentrarse en las actividades de mayor valor agregado y tercerizar todas aquellas de menor valor que numerosas empresas de distintas partes del mundo pueden llevar a cabo. Esta situación no implica necesariamente que las pequeñas y medianas empresas vayan a extinguirse. Si estas empresas quieren sobrevivir deberán internacionalizarse para lo cual tendrán que formar e integrar redes internacionales que generen economías de escala externas que permitirán a estas empresas transformarse en empresas altamente competitivas.

Ausencia de organismos supranacionales

Los agudos y reiterados desequilibrios económicos y financieros ocurridos durante la década del noventa son una prueba evidente de la ausencia de organismos supranacionales. Junto con la internacionalización de la economía no se han desarrollado instituciones de carácter supranacional que velaran por aquellos bienes públicos e internacionales tales como la estabilidad del sistema financiero, los tipos de cambio, reglas comerciales claras, etc.. Los gobiernos nacionales se han vistos limitados en su poder para prevenir y corregir las inestabilidades de la economía mundial producidas por fuerzas económicas financieras cuya influencia desborda los límites nacionales.

Fuente: Universidad Nacional de Cuyo – Ecole Supérieure Internationale de Commerce, Los efectos del nuevo contexto en los negocios internacionales sobre los procesos de gestión empresarial – Federico Boretto.

Adaptado por la División consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario