¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

La extensión del uso de internet en empresas, agencias gubernamentales, hogares, etc., ha contribuido a la creación de un nuevo mercado por medio del comercio electrónico. Esta tecnología está ofreciendo una nueva forma de realizar transacciones comerciales con gran facilidad de uso y reducido coste. Este nuevo mercado requiere que las empresas apliquen nuevos modelos de negocio y estrategias empresariales.

En el comercio electrónico se pueden diferenciar dos grandes líneas:

El comercio empresa a consumidor final (E-a-C), denominado comercio minorista o Business-to-Consumer (B2C).
El comercio entre empresas (E-a-E), denominado comercio empresa a empresa o Business-to-Business (B2B).

Cada una de estas dos líneas se encuentra en un estado de desarrollo diferente. Además, cada una de estas líneas posee una importancia diferente con respecto a la competitividad empresarial, considerándose el comercio empresa a empresa como el más crucial en este aspecto.

Estar presente en la Web o recibir pedidos electrónicamente, está lejos de hacer negocios electrónicamente controlando las distintas etapas de la cadena de valor. En la actualidad se está avanzando hacia esta dirección.

Los verdaderos cambios que se producirán en el comercio electrónico están aún por llegar. Los tres aspectos fundamentales en los que es necesario trabajar para avanzar en la dirección correcta son:

Internet supone un cambio muy importante en el modo de relacionarse las empresas entre sí, de comunicarse los individuos entre sí, así como de relacionarse las empresas con los consumidores, este proceso de cambio se va a llevar a cabo en un periodo de años bastante largo.

Se podría dividir la evolución del comercio electrónico a lo largo de cuatro grandes etapas:

Primera etapa del comercio electrónico

La primera fase se caracteriza por la transformación de los catálogos en papel, o la creación de nuevos catálogos electrónicos para ofrecer bienes y servicios en la Red, permitiendo realizar pedidos on line. Esta es la forma tradicional en la que tanto las pequeñas empresas, como las grandes organizaciones, han entendido el comercio electrónico hasta 1999.

Segunda etapa del comercio electrónico

La siguiente fase es el establecimiento de sistemas de pago que permiten la compra y venta de productos a través de la Red de forma instantánea. Es necesario que aumente el uso de la tecnología que actualmente existe. Pocas empresas se encuentran en esta fase y en muchos casos, para no perder la confianza de sus clientes, prefieren no implantar estos nuevos sistemas.

Tercera etapa del comercio electrónico

La siguiente fase sería la coordinación de los sistemas de venta on line, con el sistema central de la compañía, incluyendo el sistema de gestión de almacenes y el sistema de entregas. Hoy por hoy, muy pocas empresas están utilizando este sistema tan avanzado.

Cuarta etapa del comercio electrónico

La cuarta etapa sería la integración completa del comercio electrónico en las distintas fases de la cadena de valor, incluyendo la integración con empresas asociadas, compartiendo información sobre logística y producción. Este es el paso más importante, las empresas se liberan de sus tradicionales complejos a la hora de compartir información interna, compartiendo información con sus proveedores y sus clientes, con el consiguiente ahorro de costes y tiempo.

El impacto real del comercio electrónico se verá cuando se alcancen las etapas tercera y cuarta. Por tanto, se puede considerar que muy pocas empresas están aprovechando todas las potencialidades de Internet, Briz y Laso (2001).

Transición del comercio tradicional al electrónico

Las tres características que marcarán la transición del comercio tradicional al electrónico son:

  • La reducción de los costos de puesta en marcha para las empresas on line, en contraposición a los métodos de comercialización y venta tradicionales.
  • El alcance global que supone Internet para los negocios; se hace innecesaria la presencia local en mercados distantes.
  • El acceso fácil y a precios competitivos de los productos y servicios de las empresas.
Fuente: Comercio Electrónico y Sistemas de Colaboración: hacia la Gestión Integrada de la Cadena de Valor, Pedro Solana Gonzáles, Daniel Pérez González, Margarita Alonso Martinez.

Adaptado por la división consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores