La reflexión estratégica consiste en adecuar las capacidades internas a las exigencias o potencialidades del entorno. Por lo tanto, la elección de una estrategia supondrá la respuesta de la empresa al mundo competitivo que le espera, diseñando un plan de actuación que colabore con la consecución de los objetivos perseguidos, y que necesariamente se verá retocado conforme a las percepciones que se vayan teniendo del entorno y de la complejidad interna de la empresa.

La planificación estratégica parte del análisis de la posición competitiva previa, y su grado de desarrollo dependerá de los requisitos técnicos con que cuente la dirección de la empresa y de la mentalidad con la que actúe el empresario. Sea cual sea su nivel de exigencia, esta importante función directiva comienza con el diagnóstico interno y capacidades con que cuenta la organización junto a la evaluación o contemplación del entorno. En definitiva, la pretensión conjunta de ambos análisis es estudiar las posibilidades de actuación que tiene la empresa, así como la vulnerabilidad existente, no sólo en el presente sino de cara al futuro, como consecuencia de esta contemplación estratégica con el fin de:

  1. Ayudar a la búsqueda y detección sistemática de nuevas oportunidades de negocio.
  2. Contribuir a identificar problemas y amenazas a medio y largo plazo que pueden tener gran repercusión para la empresa.
  3. Mejorar las funciones de integración de los miembros de la empresa en los objetivos estratégicos y facilitar los procesos de coordinación y control.
  4. Definir la ventaja competitiva sostenida y permitir mantenerla y desarrollarla. Identificar lagunas y puntos débiles en la organización y permite la elaboración de planes complementarios para hacer frente a ese tipo de problemas.
  5. Facilitar el desarrollo de efectos de eficacia a través de unidades estratégicas de negocio que se apoyan y complementan entre sí.

En una organización se pueden distinguir tres niveles de dirección en función de las tareas que desarrollan, el grado de dificultad en la toma de sus decisiones y la repercusión que tendría una equivocación. Comenzaremos al contrario, por lo que por desgracia tiene más fuerza habitualmente en la pyme, lo operativo “el día a día…”.

El personal del nivel operativo se compone por los empleados, es el nivel más bajo de la organización. Por tanto, está integrada por mandos que son responsables directos de la programación y control de actividades u operaciones básicas de la empresa.

estratégica

La información que precisan manejar es fácilmente disponible, la relativa a la planificación y seguimiento de estas actividades, referidas a un plazo corto o con bastante detalle y los errores se corrigen rápidamente.
estratégica - evaluandosoftware
Las decisiones tomadas por este nivel están relacionadas con las actividades corrientes de la empresa y de esta forma, tienen una repetitividad elevada y procedimientos automáticos.

En el nivel táctico se encuentran las gerencias intermedias, cuyas funciones son desarrollar las acciones orientadas al medio plazo, la supervisión del logro de las funciones operativas, racionalizar la toma de decisiones, el seguimiento y control parcial. Es una línea dinámica e interactiva con los demás y es una técnica que coordina a varias actividades para conseguir la eficiencia de los objetivos deseados. Las decisiones que se deben tomar son repetitivas y los errores que se pueden cometer no implican sanciones muy graves.

Y por último, el nivel estratégico es la alta dirección y tiene la tarea fundamental de definir y viabilizar las estrategias empresariales, formular los fines, objetivos y planes a largo plazo que posicionen a la empresa en la mejor disposición para aprovechar los cambios que se intuyen en el entorno convirtiéndolos en ventajas competitivas para la empresa.

Por lo tanto, la información manejada por los directivos de este nivel es externa, siendo corriente el uso de intuición en los procesos de toma de decisiones, que por lo general no son nada estructuradas. Las decisiones que deben tomar los directivos son de gran trascendencia y un error tiene efectos difícilmente reversibles.

Fuente: Anetcom, “Las TIC en la estrategia empresarial”
Adaptado por la División Consultoria de Evaluando ERP.com