Gestión de resultados 2010

En épocas de incertidumbre los gerentes de finanzas se preocupan por un rendimiento financiero más alto que por incrementar los ingresos mediante la expansión del negocio. Pero esta medida es muy riesgosa cuando la economía se recupera. ¿Qué se debe hacer? ¿Cómo aprovechar la tecnología para planear, prever y presupuestar? Las aplicaciones de BI (Business Intelligence) o las de EPM (Enterprise Perfomance Management) son las claves para analizar el negocio y tomar decisiones.

Reducir la producción indiscriminadamente a medida que la demanda se agota conlleva el riesgo de impedir que las compañías se puedan recuperar cuando la economía dé un giro radical en algún momento del futuro. Muchos ejecutivos financieros consideran que obtener un mayor rendimiento por medio de un “ajuste” es una parte importante de su cargo para ayudar a mantener un funcionamiento operativo viable en tiempos difíciles.

Según un estudio realizado por CFO Research Services, el 83% de los ejecutivos financieros afirma que sus equipos emplean más tiempo en el control del rendimiento, mientras que el 71% está trabajando en la mejora de los procesos empresariales. Mantener la operación de la compañía y que el rendimiento de ésta sea adecuado garantiza que las empresas tendrán una posición que les permitirá escalar de forma rápida cuando la recuperación económica empiece a consolidarse.

Gran parte de esta actividad se traduce en analizar profundamente los resultados finales y, de hecho, prácticamente 9 de cada 10 encuestados (87%) afirman que sus equipos financieros emplean más tiempo en el análisis de la rentabilidad.

A una pregunta abierta, un gerente comercial regional de una gran empresa de servicios profesionales contestó que “es más necesario centrarse en previsiones de futuro, es decir, hacer previsiones anticipando el objetivo. Los sistemas actuales tratan sólo el historial, pero no se centran en evitar las pérdidas o en anticiparlas”. Con una economía tan incierta, la dificultad de desarrollar esta visión de futuro del rendimiento se magnifica, y los financieros tienen que dedicar más tiempo y recursos a esta tarea crítica.

Los ejecutivos participantes de este estudio indican que hacer frente a la incertidumbre de las perspectivas económicas supone la mayor demanda de su tiempo. Una gran mayoría de encuestados afirma que la incertidumbre económica ha aumentado la cantidad de tiempo que los financieros emplean en realizar previsiones (83%) y en planificar y analizar casos (78%), es decir, en crear modelos de resultados potenciales basados en fluctuaciones de diferentes conjuntos de controladores como puede verse en el siguiente gráfico.

Gráfico 1 – Variación de asignación de tiempo a actividades de previsión

resultados
El gráfico indica qué porcentaje de los encuestados indicó la variación en la asignación de tiempo a actividades de planificación, previsión y presupuestación en un momento de recesión.

Diferencias de previsiones

En un entorno de incertidumbre, se intensifica la importancia de la previsión en el respaldo de la gestión de la rentabilidad y el rendimiento de las empresas.

El 85% de los encuestados está de acuerdo con la afirmación de que la previsión es importante en su trabajo para mejorar la rentabilidad el 72% indica que los gerentes de las unidades de negocio confían en las previsiones de sus compañías para poder alcanzar los objetivos de rendimiento.

Sin embargo, la encuesta también revela una diferencia inquietante entre la importancia que tiene la previsión en la gestión durante la desaceleración económica y la confianza que depositan los ejecutivos financieros en la calidad y la precisión de las previsiones que sus compañías pueden realizar. Como se ve en el gráfico 2, únicamente la mitad de los encuestados (52%) clasifican las previsiones de sus compañías como de “alta calidad” (es decir, puntuales, relevantes y precisas). En un momento en el que la necesidad de precisión y agilidad en la previsión es mayor que nunca, la mitad de los ejecutivos financieros de esta encuesta creen que sus compañías presentan deficiencias en el ámbito de la previsión.

Gráfico 2 – Importancia de las previsiones y calidad de las mismas

resultados

Muchos de los encuestados que no clasifican las previsiones de sus compañías como de alta calidad citan la falta de integración en los sistemas y la información como un obstáculo fundamental a la hora de mejorar dichas previsiones. El responsable de riesgos de una compañía de servicios financieros refleja estas preocupaciones al escribir lo siguiente: “La consolidación de los distintos resultados y fuentes de información mejoraría en gran medida nuestras prácticas de previsión”. Varios encuestados señalan que la actualización e integración de los diferentes sistemas que emplean actualmente les permitiría alejarse de la dependencia excesiva de las hojas de cálculo y ser más capaces de introducir el análisis y la creación de modelos de casos basados en la gestión.

Por la División consultoría de Evaluando Software

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario