¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Hace ya muchos años, se ha instituido y formalizado la función del CIO (Chief Information Officer) como un rol innovador y transformador. Dicho rol, implica que el CIO en “sociedad” con el CEO de la organización, deben implementar y llevar a cabo el concepto de “Gobernabilidad de las Tecnologías de la Información”.

La globalización de los mercados, el acelerado desarrollo tecnológico y la dinámica en la competitividad en todos los productos y servicios, son factores que están enfrentando los directivos de empresas, ante el dilema de incorporar nuevos procesos y soluciones a la organización, haciendo uso de las tecnologías de la información de manera eficaz y eficiente.

Hace ya muchos años, se ha instituido y formalizado la función del CIO (Chief Information Officer) como un rol innovador y transformador, gracias a la inteligente aplicación de las nuevas tecnologías disponibles, integradas al negocio. Importantes analistas del mercado como Gartner y revistas como CIO Magazine plantean que los CIOs deben ser más estratégicos y no sólo proveedores de servicios de tecnología: deben ser socios de negocio.

Dicho rol, implica que el CIO en “sociedad” con el CEO de la organización, deben implementar y llevar a cabo el concepto de “Gobernabilidad de las Tecnologías de la Información”.

La problemática actual, reside en que aún no está totalmente alineado el rol de las tecnologías de la información, a los procesos de negocio y objetivos estratégicos de la organización, y se mantiene en el área de tecnología algún tipo de exclusividad en la toma de decisiones sobre inversiones, tendencias, niveles de servicio, calidad y otras variables, que no deberían ser definidas y administradas en forma exclusiva por dicho sector o solamente por el CIO, dado que tienen un impacto fundamental en el cumplimiento del plan estratégico organizacional.

Para resolver este problema, es necesario que se implementen marcos de trabajo compartidos por el CEO y el resto de los directivos. Si la TI se van a gestionar como un negocio dentro del negocio, el concepto de gobierno, o sea los procesos en que se soporta la dirección para asegurar el logro de objetivos, y mantener bajo control las variables de inversión y riesgo, es también aplicable a la gestión de TI.

La dirección necesita entender la importancia estratégica de la TI, y debería tener en su agenda el gobierno de la misma, siendo entonces la responsable del comportamiento de un conjunto de variables, tal como la dirección lo hace con otras áreas, como ser finanzas y recursos humanos, por mencionar algunos ejemplos.

El desafío es entonces organizativo, de procesos y fundamentalmente cultural, siendo los principales actores en producir este cambio el propio CEO, el comité directivo, conjuntamente con el CIO, y trabajar para que existan marcos y procesos de Gobernabilidad de la TI.

Fuente: Universidad Andina Simón Bolívar, Mejoramiento de procesos basado en el análisis de buenas prácticas, Washington Oswaldo Luna.

Adaptado por la división consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores