IBM presentó sus servicios de Cloud Público SmartCloud Enterprise que proveen a empresas de diferentes tamaños un rápido acceso a una infraestructura virtual y segura de servidores. De esta manera es posible ejecutar una amplia variedad de cargas de trabajo como negocios de analítica, páginas web, social business, ambientes de desarrollo y testeo, entre otros.

Los servicios de SmartCloud Enterprise permiten configurar y gestionar en minutos un ambiente de servidores, almacenamiento y software que funcionan desde la nube de IBM”, señala Ariel Sclippa, Gerente de Ventas de Cloud Computing para IBM de Sudamérica de Habla Hispana. “A través de un portal en internet, los usuarios acceden a recursos de computación en nube que residen en uno o más centros Cloud de IBM y pagan sólo por el tiempo en que hayan utilizado los servicios. Con una tarifa que comienza desde los 10 centavos de dólar por hora, todas las empresas de nuestro país tienen a su disposición estas nuevas soluciones”.

SmartCloud Enterprise de IBM es un servicio de fácil acceso que simplifica el negocio. Permite autoservicio a demanda, ya que se elige lo que se necesita cuando se lo requiere; cuenta con acceso de red utilizando una conexión compartida por internet o con la opción de red privada virtual (VPN) dedicada; posee un amplio catálogo de recursos virtualizados que ofrecen diversas configuraciones de sistema operativo y herramientas de software; es un servicio masivamente escalable con suministro rápido y se paga por las horas de servicio utilizadas.

Los servicios y productos de IBM en infraestructura tecnológica de este nuevo servicio se han probado en Estados Unidos desde octubre del 2010 y ya están disponibles en América Latina, lo que incluye a Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay. Poseen diseños específicos para cada usuario y una simple facturación para mejorar su experiencia.

Ahora no es necesario contar con hardware, software y personal propio para obtener una infraestructura de TI y servicios; sólo con acceder a internet es posible gestionar en forma autónoma el uso de las soluciones en función a las necesidades de la empresa”, destaca Sclippa.

Cloud Computing es una experiencia de usuario, un estilo emergente de computación en el que aplicaciones, datos y recursos de TI son proporcionados como servicios entregados a través de internet. Habilita opciones de provisión flexible, autoservicio y economías de escala. Se trata de una metodología de gestión de infraestructura, una forma de coordinar y utilizar grandes cantidades de recursos altamente virtualizados que pueden residir en diversas ubicaciones. La computación desde la nube permite responder a diversos desafíos: altos costos de capital y de operación, necesidades de capacidad de procesamiento a corto plazo, lentos despliegues de nuevos servicios y problemas de calidad para ambientes de testeo.

IBM ofrece un amplio portafolio de servicios de Cloud en sus distintas modalidades, que combina el conocimiento de sus expertos con su larga trayectoria en el mercado. Cuenta con cuatro esquemas de servicios en la nube que van desde servicios de nube privada, servicios de nube operados por IBM, servicios en donde IBM es dueña y opera una nube dedicada a un cliente y la cuarta oferta es un esquema de nube pública. A través de estas soluciones, la empresa u organización optimiza costos, mejora la calidad de los servicios y acelera la toma de decisiones.

Desde la perspectiva de la organización, Cloud Computing entrega servicios para las necesidades empresariales y del consumidor en una forma simplificada, que proporciona una escala sin límites y calidad diferenciada de servicio para fomentar la rápida innovación y toma de decisiones. Desde la perspectiva del usuario, Cloud Computing brinda los medios para adquirir servicios de computación mediante Internet. Los usuarios, utilizando su propio equipo, pueden acceder a recursos de computación en nube que residen en uno o más centros de entrega de IBM en Internet.

A través de la página de IBM SmartCloud Enterprise (SCE) se puede solicitar servicios de cloud con precios a partir de USD 0,10 por hora de uso y además realizar una serie de simulaciones, como estimar el costo mensual para ejecutar una carga específica de trabajo en la nube. Para ello, basta acceder a la herramienta de estimación de costo, agregar los detalles de la configuración que se quiera utilizar (software, capacidad de procesamiento de hardware, operaciones de soporte, etc.) y la herramienta brindará una estimativo mensual de costos de acuerdo a la información ingresada o sobre las funciones de las cargas de trabajo.