IBM Argentina presenta nuevas soluciones de software y servicios de seguridad para ayudar a las empresas a proteger su información crítica de negocio. Estás herramientas, basadas en tecnologías que analizan el comportamiento y que son resultado de la continua labor de investigación de la compañía, pretenden colaborar con las empresas en un contexto en el que las amenazas son cada vez más frecuentes y el impacto financiero, más importante.

50% de las organizaciones no están seguras de sus programas de seguridad y la media del costo generado por las brechas en la seguridad de los datos se han incrementado un 15% a nivel global, alcanzando los 3.5 millones de dólares. De acuerdo a datos de un estudio de IBM, el 70% de los ejecutivos de seguridad expresó su preocupación por la nube y la seguridad móvil. El robo o la pérdida de dispositivos móviles, los problemas de privacidad relacionados con la nube y el intercambio accidental de datos confidenciales son algunos de los temores principales.

Para resolver estas complejidades, IBM cuenta con un software que permite que las organizaciones obtengan una mayor visibilidad y tomen un enfoque holístico más proactivo en el combate del fraude, por ejemplo, al agregar Big Data a través de una variedad de fuentes internas y externas -incluyendo las móviles, sociales y en línea– y la aplicación de analíticas sofisticadas para monitorear continuamente los indicadores fraudulentos. Esto incluye la analítica avanzada que comprende las relaciones y ocurrencias conjuntas no obvias entre las entidades, las nuevas tecnologías mejoradas de visualización que pueden identificar y conectar los patrones fraudulentos más cerca al punto de operación y el aprendizaje de máquina para ayudar a prevenir las ocurrencias futuras en base de los ataques y conductas previas.

La seguridad es el principal inhibidor de la adopción de Cloud. IBM ofrece soluciones de seguridad integrada para las nubes públicas y privadas; permite gestionar identidades y control de acceso; escanear y proteger la red de amenazas; entregar aplicaciones móviles y web pensando en la seguridad; controlar el acceso a los datos en tiempo real, entre otras. La compañía amplió su cartera para proteger las cargas de trabajo en la nube al aprovechar sus fortalezas en analytics, controles end to end y experiencia para resolver problemas complejos. IBM brinda a sus clientes servicios de seguridad en la nube, modalidad Saas (Software as a Service) como Trusteer y Fiberlink.

Lo social erosiona aún más los perímetros de seguridad tradicionales, se produce una mezcla entre los datos personales y corporativos en las plataformas sociales. Por eso, IBM considera necesario construir la seguridad alrededor de los usuarios; identificar a cada uno y permitir que accedan al servicio sin riesgos; evitar la propagación de contenido malicioso a través de redes sociales; reducir el tiempo para detectar anomalías y descubrir rápidamente qué paso y cómo; proteger la red contra el mal uso de aplicaciones web, entre otras soluciones.

La proliferación de dispositivos móviles proporciona una gran flexibilidad y agilidad de las organizaciones, al mismo tiempo que aumenta la complejidad de la administración de los equipos y la protección de datos. Así como crece la tecnología mobile, también lo hacen las amenazas de seguridad. IBM garantiza la seguridad de las transacciones desde una variedad de dispositivos, a la vez que mantiene la red segura y eficaz. Es posible detectar, analizar y eliminar las vulnerabilidades de seguridad móvil en las aplicaciones. También permite equilibrar la tolerancia de riesgos relacionados con la protección de datos confidenciales de su empresa con el ofrecimiento de una experiencia de usuario productiva y sencilla. Entonces es posible contar con un acceso seguro y sin problema desde los dispositivos móviles con el fin de favorecer la colaboración empresarial entre empleados.

“Los cambios en los modelos de negocio y la implementación de las megatendencias tecnológicas – Cloud, Mobile, Social y Analytics – requieren un tipo de seguridad dinámica, que le permita a la organización enfocarse en la prevención en lugar de perder tiempo recuperándose de los ataques. Aquellas que no se preparan para el cambio están exponiendo peligrosamente a su gente, datos, aplicaciones e infraestructura”, explica Santiago Cavanna, Líder de Seguridad de IBM Argentina.