Con la resolución 1455/11, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) de la Argentina, permitió a las empresas dejar de imprimir recibos de sueldo en papel, dándoles la oportunidad de realizar un cambio importante en su forma de trabajar y la posibilidad de reducir costos, tiempos, y optimizar la utilización del espacio físico a través de la implementación del recibo de sueldo digital.

¿Cómo funciona?

A través de una plataforma online, existen herramientas que permiten la implementación de la emisión de recibos digitales y la posibilidad de administrar otros documentos que deban estar complementados con su firma digital, además de los recibos de sueldo. Con estos programas, los empleadores podrán administrar los recibos de sueldo digital de sus empleados aplicando la firma digital en reemplazo de  los tradicionales recibos en papel.

Una firma digital es un conjunto de datos asociados a un mensaje que permite asegurar la identidad del firmante y la integridad del mensaje. La instalación se lleva a cabo de acuerdo al requerimiento de cada cliente, pudiendo optar por la versión en la nube (SaaS) o la instalación dentro de sus servidores (instalación local).

La emisión de recibos representa un proceso complejo y costoso, que debe realizarse en cada empresa todos los meses: los recibos deben ser impresos por partida doble (original y copia), distribuidos internamente a la locación donde se encuentra cada trabajador, una vez firmados por el trabajador y la empresa deben volver a transportarse al punto de origen para archivarse físicamente, donde, en caso de ser necesarios para algún proceso de auditoría o control, se realizará la búsqueda manual de los mismos. El paso al recibo digital abre la puerta a un cambio radical en este sentido, con numerosas ventajas.

Beneficios del recibo digital

  1. Reducir del espacio físico destinado al archivo de recibos;
  2. Disponer de un sistema online de consulta y distribución de recibos;
  3. Propiciar la celeridad y búsquedas inmediatas ante requerimientos internos o externos;
  4. Eliminación de todos los tiempos que hoy utiliza con el método tradicional;
  5. Lograr eficiencia y rapidez en la entrega de los recibos a los colaboradores;
  6. Ahorrar significativamente papel, tinta y energía. Colaborando además con el Medio Ambiente;
  7. Adaptable a cualquier tipo de organización.

Además, proporciona:

Con este tipo de herramientas, no es necesario trasladarse personalmente para realizar la firma de los recibos, ya que se realiza de forma remota vía una plataforma online, y se resguarda la confidencialidad de la información contenida en los mismos.

El trabajador puede acceder en tiempo y forma al recibo actualizado, incluso podrá programar un sistema de alerta vía correo electrónico para informarse la disponibilidad de su recibo, y consultar en línea su archivo personal desde cualquier tipo de dispositivo (PC, Tablet, Smartphone), pudiendo gestionar la descarga o impresión de sus recibos para diferentes trámites.

Otro punto a destacar es la posibilidad de que los trabajadores puedan firmar con conformidad, en caso de estar todo en orden, o en disconformidad, en caso de algún inconveniente, permitiendo además, enviar un mensaje a R.R.H.H. sobre el porqué de la disconformidad.

Por Bayton – www.bayton.com