Hay ciertas ventajas de utilizar en las empresas las tecnologías móviles –teléfonos inteligentes y tabletas, principalmente-. Son parte de las herramientas de los empleados cuando salen a hacer trabajo de campo y los beneficios que se obtienen, como ahorro en la implementación de tecnología cara y compleja y optimización de procesos de captura de información.

Si bien estas tecnologías representan ventajas para las compañías, grandes o pequeñas, antes de usarlas se deben considerar situaciones para poder aplicarlas de manera correcta, esto con la finalidad de disminuir los riesgos de que la implementación sea más costosa de lo previsto y asegurar que cumpla con el objetivo primordial para el cual fue pensada. Tengamos presente que aún cuando muchos procesos en las empresas son similares, cada una de ellas es un universo con sus propias características.

De acuerdo con la compañía de investigación de tecnología de la información y consultoría, Gartner, se señala en el artículo Selecting a Mobile App Development Vendor que hacer un análisis antes de implementar cualquier tecnología móvil ayudará a las empresas a “disminuir los riesgos de pagar costos imprevistos, tales como integraciones y personalizaciones en demasía”.

Gartner recomienda a los tomadores de decisiones en las empresas hacerse las siguientes preguntas para minimizar las áreas no previstas:

  • ¿El proveedor seleccionado tiene experiencia con la integración de backends a las tecnologías móviles?.
  • ¿Cómo se maneja la sincronización de datos? En algunos casos, la aplicación requiere un almacén de datos en línea para que pueda funcionar sin una conexión de red. Las aplicaciones que no funcionan cuando no hay conexión suelen ser mal recibidas.
  • ¿Puede el proveedor manejar cualquier personalización interna que se requiera? Un ejemplo podría ser las modificaciones de los servicios Web.
  • ¿Qué servicios de diseño le ofrece el proveedor? Los buenos servicios de diseño no se centran únicamente en el aspecto de la aplicación, sino también en su usabilidad, el flujo y en el uso de herramientas como detalles para mejorar la experiencia del usuario.
  • ¿La plataforma está basada en la nube? ¿Cuál es la base de usuarios más grande en una implementación actual? ¿Existen costos adicionales a escala? La nube es un excelente método para reducir los costos de infraestructura; ayuda a tener un respaldo en la saturación de facturas por el alto uso de las aplicaciones. También se debe asegurar que no haya cargos por hardware o software adicionales.
  • ¿El modelo de precios es por pago único o cargo mensual? ¿Cómo se manejan las mejoras? A partir de la respuesta, esta podría ser otra área que destruya fácilmente el presupuesto para el desarrollo móvil. Las aplicaciones móviles deben ser de amplia cobertura y permitir cambios en el contenido; aquellas que no se ajusten a estas bases no tendrán gran adopción o una larga vida.

Partiendo de lo anterior, me enorgullece decir que TOTVS, la empresa para la que trabajo, ha venido operando por décadas de esta forma al implementar sus soluciones; analiza el contexto, hace un diagnóstico y ofrece a sus clientes la mejor opción de acuerdo a sus necesidades. A través de un equipo de expertos, desde el principio, el cliente conoce los alcances de las soluciones, tanto en usabilidad como en costos.

Las tecnologías móviles son herramientas cada vez más indispensables en las compañías. La razón es simple, aquello que sirve para mejorar cualquier proceso y representa ahorros, siempre será bienvenido. El punto medular está en saber elegir lo que más conviene a cada empresa.

Por TOTVS Latinoamérica