¿Por qué es importante la implementación de cambios?

¿Qué tan importante es la manera de implementar un esfuerzo de cambio? Se encuestaron a más de 2.000 ejecutivos globales para descubrir y aprender los secretos de los mejores.

Los problemas de una implementación pueden no ser una sorpresa para los ejecutivos que han vivido los desafíos de ejecutar estrategias y programas de cambio. Pero lo que puede sorprender es el impacto que una implementación profunda tiene en una serie de medidas de salud corporativa.

La consultora McKinsey realizó una encuesta mundial en la que preguntó a ejecutivos sobre siete capacidades de implementación básicas y 21 prácticas subyacentes específicas identificadas como las más críticas para el éxito. Los resultados fueron sorprendentes.

Los buenos implementadores, definidos como empresas en las que los encuestados reportaron puntajes en el primer cuartil por sus capacidades de ejecución, son 4.7 veces más propensos que los de las compañías del último cuartil al decir que hicieron esfuerzos de cambio exitosos de los últimos cinco años. Los que respondieron y resultaron ser los mejores implementadores, también registran en sus empresas índices de rendimiento financiero un 30% superiores al resto.

Tal vez lo más importante es que los buenos implementadores dicen que sus empresas tuvieron el doble de oportunidades dos años después de haber realizado los esfuerzos de cambio, en comparación con los de los ejecutores de peor desempeño.

Cada compañía tiene pérdidas de valor en las distintas etapas del proceso de implementación. Algunas oportunidades que se priorizan no se ejecutarán. Otras se llevarán a cabo, pero no lograrán impacto línea de resultados. Un conjunto final puede lograr un impacto la línea de resultados, pero no será sostenido en el tiempo. Sin embargo, los buenos implementadores retendrán más valor en cada etapa del proceso que los de peor desempeño. Entonces, ¿qué se puede aprender de ellos?

Nota del gráfico

Los respondentes respondieron a consignas preestablecidas acerca de prácticas y capacidades dentro de sus organizaciones en una escala de 1 (muy en desacuerdo) a 4 (muy de acuerdo)

Los secretos

Casi por definición, los buenos ejecutores sobrepasan a los de peor desempeño por un margen significativo en las siete capacidades básicas del modelo de McKinsey. Sin embargo, más allá de estos resultados, el trabajo de las empresas en la implementación y la propia encuesta apuntan a algunas prácticas específicas comunes a los mejores implementadores del mundo. Veamos tres ejemplos:

Compromiso

Los líderes dedican tiempo y energía apropiada para apoyar un cambio importante, impulsando los esfuerzos de una manera práctica e inspiradora  para sus colegas. Ellos son el modelo de comportamientos correctos para apoyar el cambio, demostrando qué difícil es hacer cambios personales de comportamiento.

Planeamiento y prioridades

Los gerentes de línea utilizan herramientas tales como árboles de prioridades para asegurar que los empleados pasan la mayor parte de su tiempo con las prioridades de la organización. Comunican a todos los niveles sobre cuáles acciones y resultados son más importantes para los accionistas, clientes y otras partes interesadas.

Responsabilidad

Los gerentes de línea eliminan variabilidad en el rendimiento a través de una estrecha supervisión y respuestas rápidas. Esto incluye la utilización eficaz de los indicadores clave de rendimiento que la organización rastrea en la frecuencia correcta, la realización regular de debates de desempeño con los equipos y la evaluación periódica de los empleados con los objetivos y metas individuales.

Conclusiones

Los ejecutivos y gerentes de línea de todo el mundo se lamentan de la capacidad de ejecución de sus organizaciones. El estudio de Mckinsey pone de relieve no sólo lo que está en juego, sino que también tiene una buena noticia: hay un camino claro en la mejora de la capacidad de ejecución mediante la comprensión de las prácticas que importan, priorizándolas en su organización, y construyéndolas de manera sistemática.

Fuente: “Why implementation matters”, Rafael Pustkowski, Consultor de la oficina de Sydney en McKinsey & Company, Agosto 2014.

Traducido y adaptado por la División consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario