La logística frente a los nuevos retos digitales

La tecnología está cambiando la forma de hacer negocios de las compañías y transformando sus modelos de logística. Algunos ejemplos son el incremento de los consumidores digitales, la aparición de la economía compartida, la estandarización de las operaciones o la concentración de empresas. La digitalización está empujando la transformación a un ritmo nunca antes visto. A continuación, un análisis de los retos que enfrenta la industria.

Economía compartida

El concepto de colaboración empresarial se remonta a 20 años atrás en el mundo, aunque realmente en ese momento las empresas estaban tan poco cohesionadas a nivel interno que no tenía mucho sentido buscar una integración con socios, clientes y proveedores.

El siguiente paso es la colaboración externa, que va más allá de una mera relación comercial entre cliente y proveedor. Se trata de encontrar puntos de sinergia a través de la sincronización de las operaciones para llegar así donde por separado no es posible llegar. Un claro ejemplo de colaboración es rediseñar la cadena de suministro end-to-end (desde la fabricación de un producto hasta su llegada al punto de venta) como si se tratara de una única compañía para, posteriormente, definir el rol individual de cada uno de los participantes.

En los últimos dos años, a nivel mundial se ha percibido un incremento del número de proyectos relacionados con la colaboración y, en su mayoría, el operador logístico desarrolla un papel importante. No sólo se trata de proyectos de transformación de la red logística, sino que existen también otros tipos de colaboración como la planificación colaborativa, el Vendor Managed Inventory (VMI), la reposición con datos sell out o los peelings de transporte y de almacenaje.

Empresas aprovecharán la tecnología o habrá otros que lo hagan

Si analizamos las herramientas al alcance de una empresa para mejorar su eficacia y eficiencia, veremos que prácticamente todas requieren tecnología. El elemento tecnológico es tan importante para el funcionamiento de estas empresas que existen operadores de logística de nueva generación que tienen su origen en la tecnología y no en las operaciones: Number, uShip, Cargomatic o Flexa son algunos ejemplos de startups basadas en la tecnología y en la economía compartida.

Aunque estas empresas probablemente sigan siendo muy específicas de un nicho de mercado, actualmente hay otros agentes que suponen una mayor amenaza para el sector logística, como por ejemplo Amazon. Este gigante del comercio electrónico ya está ofreciendo servicios logísticos a pequeños comercios electrónicos que ni siquiera están integrados en la plataforma de venta de Amazon.

“Omnicanalidad” será pronto un término anticuado

La tendencia actual es que los consumidores combinan cada vez más los canales off y online. Al final, lo que se quiere es poder comprar cualquier cosa, en cualquier momento y recibirlo donde más convenga.

Una vez que todos los consumidores seamos digitales (por nacimiento o por conversión) ya no existirá la monocanalidad y todo se distribuirá a través de la omnicanalidad. Además, los formatos comerciales están tendiendo a converger: los pure players (empresas que sólo venden online) están abriendo tiendas físicas y, a su vez, cada vez es más frecuente que los comercios tradicionales disponen de dark stores (tiendas exclusivamente para preparar los pedidos del comercio electrónico). Por ejemplo, en Chile, la empresa Dafiti.

Para las empresas, la omnicanalidad supone muchos retos a nivel de logística. Requiere tener inventarios en tiempo real para poder saber desde dónde se puede suministrar un producto, coordinar inventarios para poder confeccionar un pedido desde múltiples ubicaciones, contar con sistemas integrados para la comunicación y con mayores automatismos para ofrecer la agilidad necesaria, etc.

La entrega el mismo día de la compra será el estándar en las ciudades

En una encuesta reciente realizada a nivel europeo por Metapack, se le consultó a un grupo de 3.000 consumidores qué servicios de entrega de sus compras on-line iban a usar en el futuro.
El 55% contestó que tenía previsto usar el servicio de “entrega el mismo día” y otro 35% el servicio de “entrega en una hora”. Está claro que, en la medida en que estos servicios no supongan un sobre costo elevado para el consumidor, su demanda crecerá sustancialmente en los próximos años.

Los almacenes del futuro tendrán estándares corporativos y altamente tecnificados

En los últimos años, las multinacionales han vivido un proceso de estandarización de sus almacenes: cada vez hay más prácticas y normativas estándares en torno al “almacén del futuro”, incluyendo layouts, procesos y tecnologías predefinidos. Estos modelos corporativos suelen contemplar un mayor nivel de automatización de los procesos de logística, debido a las necesidades de servicio y a la búsqueda de productividad. Además, la robotización frente a automatismos más tradicionales es de mayor flexibilidad; los proyectos tecnológicos ya no son tan rígidos como antes.

La personalización de los productos es una gran oportunidad para los operadores de logística

En los últimos años, la complejidad se ha ido incrementando como consecuencia de la personalización: los distribuidores quieren diferenciar los productos que venden para evitar ser comparados con sus competidores. Para los fabricantes, esta proliferación de distintos formatos genera tal complejidad en la cadena que están evaluando cómo ofrecer productos personalizados sin embarcarse en automatizaciones poco rentables ni incrementar sus costos laborales. En este sentido, los operadores de logística pueden ser un buen socio para asumir las personalizaciones, ya que están acostumbrados a actividades intensivas en mano de obra, con convenios más flexibles y adaptados al tipo de trabajo.

Fuente: Negocios Globales, Logística Transporte y Distribución

Autores: Pank Bedaux, Principal de Miebach Consulting; y Camilo Godoy, Director Gerente de Miebach Chile.

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario