La salud mejora con el internet de las cosas

Worldline, líder europeo en servicios transaccionales, busca solucionar algunas de las preocupaciones relacionadas con el aumento de la expectativa de vida al ofrecer una herramienta de “seguimiento de personas” que posibilita coordinar y gestionar una red de ayuda compartida con familiares y médicos.

La República Argentina es el país más envejecido de Sudamérica y, a su vez, la Ciudad de Buenos Aires es el distrito con mayor cantidad de habitantes de la tercera edad donde aumenta el número de personas que viven solas año a año, sobrepasando los 350.000 habitantes entre 1980 y 2010. Entre los que viven solos, el 42,4%, es decir, alrededor 150.000 personas, son mayores de 65 años.

Globalmente, “la proporción de mayores de 60 años aumenta más rápidamente que cualquier otro grupo de edad en casi todos los países, es decir, el envejecimiento es un fenómeno mundial”, sostiene Daniel Giannotti, Director para el área de salud de Worldline para Latinoamérica.

El Servicio de Teleasistencia Domiciliaria brindada por la solución Connected Assistance es un servicio preventivo, inmediato y permanente que a través de relojes inteligentes, gafas, exoesqueletos o sensores conectados en el hogar permite que personas con pérdida de autonomía personal y/o con riesgo físico, psicológico o social puedan estar en contacto las 24 horas del día y los 365 días del año con un centro de atención, donde personal especializado dará respuesta adecuada a la demanda. Esto permite a las personas vulnerables y ancianos a vivir de forma independiente y con mayor tranquilidad en su vida cotidiana.

Esta solución comparte la información con los familiares elegidos, ayudando a ser proactivos en la detección de posibles problemas. Además, a través de un portal web de administración de uso sencillo, los familiares pueden conocer el calendario de citas médicas, informaciones de interés, ubicación y procedimientos en caso de emergencia. Los servicios médicos pueden seguir el progreso de los pacientes y actualizar continuamente su estrategia médica y de salud de manera individualizada.

Connected Assistance es un sistema que aloja todos los datos de forma segura en la nube, lo que permite disponer en todo momento de la información: “Utilizamos la tecnología para resolver uno de los grandes problemas de estas personas, la soledad. Así, a través del portal, los familiares pueden mantenerse en contacto con el paciente y éste se siente reconfortado al saber que siempre está acompañado”, señala Daniel.

Las aplicaciones instaladas en el reloj inteligente (smartwatch) ayudan a los pacientes ancianos, por ejemplo, a recordar la ingesta de medicamentos, los orientan en su dieta diaria y en la actividad física o citas con el médico. También, permite monitorear constantemente su presión arterial, ritmo cardíaco, peso y demás.

Asimismo, el sistema puede identificar situaciones anómalas, generando una alarma donde se dispone de un botón de ayuda “SOS” para situaciones de emergencia. Una vez activado ese botón en el smartwatch, automáticamente llega al portal web de administración del paciente y los familiares que tengan acceso podrán ver la problemática y su ubicación en el mapa.

“El objetivo es aportar seguridad y bienestar, simplificando el manejo de la salud de los pacientes por parte de los propios pacientes junto con sus familiares y los servicios médicos”, recalca Daniel Giannotti.

Connected Assistance está actualmente avanzando en la etapa de prueba del concepto, donde será utilizado por pacientes reales. Worldline acaba de presentar esta solución recientemente en el Mobile World Congress 2016, en Barcelona.

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario