¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Un mercado electrónico o eMercado es una comunidad conectada a Internet donde los compradores y los vendedores se reúnen para comunicarse, colaborar y hacer negocios. Los mercados electrónicos se desarrollan en el contexto del comercio electrónico entre empresas B2B.

Los mercados electrónicos se pueden clasificar, según quien sea su propietario en: mercados electrónicos controlados por la parte compradora, controlados por la parte vendedora o controlados por intermediarios, éstos últimos también denominados mercados electrónicos neutrales.

Ó según el tipo de productos intercambiados en: mercados electrónicos verticales, horizontales y “nichos”.

Cada uno de los modelos de mercado electrónico B2B trata de mejorar la eficiencia de alguna de las siguientes funciones:

  • Encontrar proveedores
  • Visibilidad de los precios
  • Seguimiento de productos
  • Logística
  • Diseño y desarrollo de productos
  • Aprovisionamiento de productos
  • Previsión – planificación, gestión colaborativa de la cadena de aprovisionamiento y servicios colaborativos de gestión
  • Trabajo en equipo entre empresas

No existe un modelo único que pueda ofrecer las ventajas anteriores por lo que las compañías que posean un gran número de servicios y productos, necesitarán participar en más de un mercado electrónico. Las empresas están utilizando varios mercados electrónicos neutrales, liderados por un consorcio o privados, siendo estos últimos los que están demostrando mayor capacidad para integrar toda la cadena de aprovisionamiento, ofreciendo mayores posibilidades de colaboración a lo largo de la misma. Las empresas se están dando cuenta de que la mayor ventaja de los mercados electrónicos, no son los beneficios obtenidos en las transacciones de compra / venta, sino en la integración de toda la cadena de aprovisionamiento.

Los mercados electrónicos controlados por consorcios de compradores: Covisint, como mercado electrónico que reúne a Ford, GM-Daimler y Opel, o Quadrem, que reúne a más de veinte empresas del sector minero y metalúrgico con más de un 30 % del poder de compra en el sector, son uno de los tipos de mercados electrónicos predominantes actualmente. Este tipo de mercados electrónicos suele incluir servicios como los siguientes:

  • La gestión de catálogos de múltiples proveedores
  • Sistemas de workflow para controlar todas las etapas del proceso de compra de productos a un proveedor.
  • Integración con los proveedores para negociar y comunicarse.
  • Herramientas que permiten la gestión y el análisis de los datos históricos de las transacciones realizadas.
  • La posibilidad de acceder a la cadena de aprovisionamiento para saber si un pedido va a poder ser satisfecho o no.
  • Un sistema para comprobar la disponibilidad del producto y la situación en la que se encuentra un pedido.

Los beneficios que los mercados electrónicos controlados por consorcios de compradores aportan a los miembros del consorcio se derivan de la mejora de los siguientes aspectos:

  • La mejora de las transacciones, al realizarse éstas por medios electrónicos, se reducen los tiempos y costes de aprovisionamiento, y se evitan retrasos. La utilización de tecnologías workflow, permite la unión entre sí de parte de los procesos de diversas empresas, lo que posibilita tener un control de todo el proceso de relaciones entre empresas proveedoras y clientes. La posibilidad de acceder a cualquier información de manera automática, ahorra horas de trabajo buscando datos que están dispersos en sistemas independientes. Por otro lado, se producen ahorros al no tener que introducir la información más que una vez; parte de los datos pueden ser introducidos por los proveedores.
  • La mejora de la calidad se produce gracias a la agregación de proveedores que de otro modo se encontrarían dispersos. Los compradores realizan pedidos que llegan a todos los proveedores de las empresas miembros del consorcio, lo que hace que aumente la competitividad entre éstas. La ventaja más importante, no es tanto la mejora de los precios, que estas empresas pueden obtener antes de participar en los mercados electrónicos, sino la mejora de la calidad en el producto y en el servicio ofrecido: entrega en el momento y lugar indicado, entre otros.
  • La automatización de los procesos y la mejora de la calidad del servicio evita retrasos y aprovisionamiento just-in-time.

Los mayores beneficios se producirán por la mejora de todo el proceso gracias al desarrollo de mercados electrónicos de servicios colaborativos, que permitan la cooperación entre empresas compradoras, o entre éstas y sus proveedores. La posibilidad de colaboración entre los participantes de la cadena de aprovisionamiento, traerá ventajas competitivas permanentes, y favorecerá el desarrollo de sistemas de gestión de la cadena de aprovisionamiento robustos y estandarizados en el sector al que se apliquen. Asimismo, permitirá realizar el diseño de nuevos productos, entre departamentos de ingeniería de distintas empresas, en colaboración. La posibilidad de comprar y vender productos en estos mercados electrónicos será una parte pequeña de un entorno mucho más completo de colaboración.

El futuro traerá la posibilidad de realizar productos en conjunto y en tiempo real, asegurando a la vez que la información más sensible de cada empresa seguirá siendo privada.

Fuente: “Comercio Electrónico y Sistemas de Colaboración: hacia la Gestión Integrada de la Cadena de Valor” Pedro Solana-González, Daniel Pérez-González y Margarita Alonso-Martínez.

Adaptado por la división consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores