El outsourcing puede ser considerado como un medio idóneo para conseguir estructuras organizacionales ágiles que le permiten a la compañía adaptarse rápidamente a los cambios del mercado, situación que se traducirá no solo en beneficios económicos sino también en un mejoramiento de la calidad y eficiencia de la empresa debido a que tanto ésta como los proveedores estarían dedicando todos sus esfuerzos en las actividades que mejor saben hacer.

outsourcing

In-Site

In-Site es el outsourcing que se produce en las instalaciones de la organización contratante del servicio. De esta manera la empresa tiene un mayor control sobre los servicios contratados y se adquiere una gran flexibilidad, pero en este caso específico las empresas continúan enfrentándose a algunos problemas de asignación de recursos (materiales).

Una de las razones principales por las cuales las compañías eligen el servicio de outsourcing In-Site es que la empresa contratada debe brindar los servicios dentro de las instalaciones de la empresa contratante. Ejemplo de esto es la contratación del servicio de vigilancia y de limpieza o la contratación una consultora para la liquidación de sueldos y manejo de la contabilidad de la empresa.

Off-Site

En este caso el lugar desde donde se brinde el servicio no merece mayor importancia y puede dejarse este aspecto a la mejor consideración de la empresa contratada. Por ejemplo el servicio de atención telefónica, no es necesario estar en un lugar concreto o específico. La principal ventaja de este tipo de outsourcing es la reducción de costos ya que no se utilizan recursos propios, pero se tiende a perder el control de las actividades dadas en outsourcing.

Deslocalización (offshoring)

En la sociedad actual las distancias y las comunicaciones se han reducido hasta extremos insospechados, la liberalización de mercancías y capitales es cada vez más una realidad y las fronteras prácticamente han desaparecido.

Se ha entrado en un entorno tan altamente competitivo, ya sea a nivel nacional o mundial que se necesita la búsqueda de la continua reducción de costos con una calidad razonable para que las empresas se mantengan vigentes en el mercado. Es esto lo que obliga a las compañías de las economías avanzadas a desarrollar una estrategia de outsourcing en torno a las actividades de la cadena de valor del negocio que ayuden a impulsar su competitividad.

Es decir se trata básicamente de empresas ubicadas en un país o región que se trasladen a otro menos desarrollado o con economías emergentes buscando generalmente costos laborales moderados, condiciones de trabajo más flexibles (menores exigencias de seguridad, mayor jornada…), legislaciones menos rigurosas con el medio ambiente, y cierta estabilidad política con instituciones que aporten confianza, un mínimo nivel en las infraestructuras y una cierta cualificación profesional. Muchos de los países que reúnen estas condiciones están ubicados en el Este de Europa, Latinoamérica y Asia, debido a que están ricamente dotados de todos los niveles de talento, capacidades y experiencia y ahora están disponibles a costos mucho más bajos en comparación con los disponibles en las economías avanzadas.

Además, muchos mercados emergentes ofrecen a las empresas extranjeras que realicen inversiones en sus países, importantes incentivos financieros para que puedan realizar actividades en investigación y desarrollo, servicios técnicos, etc.

La deslocalización (offshoring) puede realizarse de dos formas diferentes:

Deslocalización intra-empresarial o deslocalización cautiva (captive offshoring)

La empresa decide utilizar los servicios o productos que son producidos en una de sus filiales en el exterior. Se utiliza cuando la compañía necesita tener un control estricto de la actividad o cuando la información es delicada y la interacción interna es importante.

Un ejemplo de este es el traslado a otros países de las fábricas donde se producen productos con base en patentes.

Externalización internacional (international outsourcing)

La empresa decide subcontratar la producción de servicios a un proveedor independiente situado en el extranjero. Se utiliza fundamentalmente en los casos donde las actividades administrativas y de relación con el público pueden normalizarse fácilmente y separarse de otras actividades, como ejemplo en el caso de los operadores logísticos entre otros.
La deslocalización trae consigo principalmente dos situaciones:

  • Que las empresas cierren completamente sus plantas productivas en el país de origen.
  • Que las reduzcan a un nivel estrictamente representativo.

En ambos casos, los efectos son muy similares, siendo su principal diferencia la dimensión de los mismos. Una inversión nueva en un país determinado, implica una desinversión en el país de origen. Por esto, los efectos sobre el país de origen son opuestos a los del país destino, siendo el principal problema social derivado de la deslocalización en el país de origen, el desempleo generado al cerrar las plantas, o al reducir la producción de las mismas.

Out-Tasking

Out-tasking es un nuevo modelo de contratación de servicios en el que las empresas contratantes firman acuerdos con otras compañías para la gestión de determinadas tareas. Las empresas de out-tasking no se hacen cargo de una actividad completa, sólo de cuestiones muy específicas pertenecientes a esa actividad.

El modelo estratégico de la out-tasking se puede ver como una colección de servicios discretos pero interoperables en el que una empresa puede variar los niveles de servicio para responder rápidamente a los cambios en las necesidades de los clientes y las condiciones del mercado.

En esta variación del outsourcing la empresa sigue siendo responsable de su proceso, incluso después de haber sido realizada la externalización. Sin embargo, esta responsabilidad tiene ciertas implicaciones:

  • Las empresas deben mantener los procesos que son críticos para el funcionamiento del negocio y la creación de nuevos servicios, a pesar de que las capacidades de cumplimiento de los subcontratistas. Además, el modelo de Out-tasking supone que las empresas siguen manteniendo su visibilidad operativa y la influencia sobre las operaciones de las tareas que fueron externalizadas.
  • Las empresas deben ser capaces de seleccionar los mejores proveedores de su clase para servicios individuales y deben realizar un proceso de integración entre las tareas externalizadas y las que se realizan dentro de la compañía ya que, si bien la empresa debe tener la responsabilidad global de las operaciones, para que la integración tenga éxito, los subcontratistas deben poder tomar decisiones estratégicas.

Con esto se deben reducir los riesgos en la ejecución y producir importantes beneficios económicos, debido a:

  • Los altos márgenes diferenciadores y creación de competencias necesarias para entregar un servicio enfocado en el cliente.
  • La reducción de costos iniciales y gastos operativos hechos por la adhesión a los estándares de la industria entre otros.

Además, el Out-tasking tiene la ventaja de permitir a los usuarios asignar a una empresa una tarea específica y comprobar si el rendimiento ha sido el esperado antes de contratar sus servicios para otros puntos concretos o firmar un acuerdo clásico de outsourcing. Esta aproximación paulatina, es muy beneficiosa porque elimina el trauma que supone una transferencia completa de la gestión de una actividad a otras compañías. De igual manera permite a los subcontratistas participar de algunos de los beneficios financieros que la empresa va a tener consolidando aún más una alianza ganar-ganar.

El sistema de información es una de las actividades para la cual es utilizado con mayor frecuencia el out-tasking, Las empresas que se deciden por contratar a otras firmas para que gestionen sus necesidades informáticas utilizan los servicios de otras compañías sólo para la administración, gestión o planificación de determinadas cuestiones de sus redes. Ya no es necesario, como ocurre con el outsourcing tradicional en TI, que la compañía que preste estos servicios gestione absolutamente toda la red.

Maquila

Es un estilo de producción que inició en México aproximadamente en los años 60s y surge como un medio para mejorar el alto grado de desempleo en la zonas fronterizas del norte. Nace como resultado de las complicadas relaciones sociales, económicas y políticas entre México y Estados Unidos. Consistía en la creación de una instalación para poder importar libre de impuestos materias primas y bienes intermedios de los Estados Unidos, con el fin de producir toda clase de productos para ser re-exportados. Pero estas instalaciones no eran parte de México y existían unas políticas de importación muy restrictivas, para evitar que la producción de la maquila compitiera con la industria local, en consecuencia, este era un sistema eficaz para los Estados Unidos pero no muy beneficioso para la clase trabajadora en México.

En la actualidad maquila es una forma de producción en la que un individuo o una empresa se compromete a realizar un producto para un tercero, quien es el que se encarga de comercializarlo con su propia marca.

A nivel internacional la maquila hace parte de las estrategias que tienen los países de economías emergentes para participar de los procesos de globalización, mejorando sus economías al tener un mayor grado de transferencia de tecnología, inversión y cualificación del capital humano, y a nivel local es una forma que tienen las empresas para ser competitivas comercializando gran variedad de productos con menor inversión ya que reducen los costos fijos.

Insourcing

El insourcing no es propiamente una modalidad de outsourcing, es una tendencia que tienen las empresas a atender los requerimientos de sus servicios o procesos con recursos internos de la compañía, no es más que el proceso de internalización de alguna función que estaba siendo desempeñada fuera de la empresa, buscando una mejora de la eficiencia del proceso por la aplicación de alguna ventaja competitiva singular de la organización que la integra.

Para ser más eficientes, las organizaciones, deben concentrarse en procesos del negocio que tienen un impacto ante el cliente, de la misma forma buscan reducir al máximo los costos de producción, ya sea dejando ésta en manos de terceros o asumiendo internamente, no obstante, la cadena de valor juega un papel fundamental para explicar la esencia del insourcing. No se trata de “traer dentro” cualquier actividad y de cualquier compañía, sino solo aquellas (y de aquellas) integradas en la cadena que pueden ser asumidas más eficientemente por la empresa receptora, liberando valor en beneficio del cliente final.

Esta tendencia ha ido en aumento ya que la decisión sobre externalizar o producir internamente generalmente se toma solo bajo el análisis de la reducción de costos, sin embargo, existen otras razones importantes que no son tenidas en cuenta.

Bi-Sourcing

En la organización de la producción, una empresa debe decidir si produce internamente sus insumos intermedios (insourcing) o los compra a proveedores externos (outsourcing). A pesar del énfasis que se hace en el crecimiento de la subcontratación, es de interés el hecho de que muchas empresas están adquiriendo el mismo conjunto de insumos, tanto por compras a proveedores externos como llevando a cabo la producción de estos internamente. Esto es lo que se denomina bi-sourcing, ya que contiene tanto la Externalización como la internalización, y logra sacar lo mejor de ambas.

En la siguiente tabla se condensan las características principales de las modalidades de outsourcing.

Fuente: Gloria E. Caicedo Valencia, Daisy Johana Valencia Cocuy. Diseño de una metodología que permita seleccionar las áreas sub contratables de una empresa. Universidad del Valle, Facultad de Ingeniería.

Adaptado por la División Consultoría de EvaluandoSoftware.com