El desarrollo de capital humano, fortalece la efectividad de los grupos y de toda la organización que se ven sometidos a constantes cambios, por lo tanto, es un proceso que debe comenzar cuando los individuos se unen a la empresa y continúan durante todo su tiempo laboral.

El desarrollo organizacional se refiere a los programas de capital humano cuyo objetivo es transformar el ambiente dentro de la empresa para auxiliar a los empleados y facilitarles herramientas para su mejor desempeño.

Los trabajadores son quizás el factor más destacable de una empresa. En ellos se busca una formación polivalente y capaz de responder a las demandas y a las exigencias del sector productivo. Se trata de un proceso que integra el saber, el hacer y el ser, es decir la capacidad de aprender se demuestra también en la capacidad de demostrar el aprendizaje a través de las situaciones propias de toda actividad laboral.

Desarrollo profesional

El desarrollo organizacional alcanza el planeamiento de la profesionalización en donde se establecen metas para el recurso humano y se determinan los medios para alcanzarlos. Por otro lado, se toma en cuenta la evaluación de desempeño que facilita a los empleados la oportunidad de aprovechar sus fortalezas y vencer debilidades, lo que les permite transformarse en empleados más satisfechos y provechosos.

Es importante destacar las diferencias que existe entre la educación formal que corresponde a certificaciones y titulaciones dadas por la administración de la educación de los distintos países, y de la formación profesional, aquella que tiene como objetivo el aprendizaje de conocimientos y técnicas para el mejor desenvolvimiento del hombre en el mundo del trabajo.

Algunos autores destacan elementos de la formación profesional con conceptos como adiestramiento y desarrollo, considerados elementos de formación complementaria para individuos que requieren alcanzar objetivos específicos en sus puestos de trabajo o para alcanzar ascensos o transferencias conocidos como desarrollo de talento y citados por algunos autores como rutas de carreras.
Entrenamiento o capacitación

El entrenamiento o capacitación, es un proceso educativo y a corto plazo aplicado de manera sistemático y organizada, mediante el cual se imparten conocimientos y/o se desarrollan habilidades, destrezas o actitudes a los trabajadores de una organización con la intención de perfeccionar puntualmente aspectos inherentes al cargo que ocupan, a fin de lograr un rendimiento eficaz y eficiente de las actividades que deben realizar en función de objetivos definidos.

Diferencia entre capacitación y desarrollo

Mientras que algunos autores definen metodologías específicas para planes de adiestramiento y entrenamiento con el objetivo de lograr el desarrollo del personal, hay autores que delimitan y separan estructuralmente los conceptos de entrenamiento y adiestramiento del desarrollo en sí.

Este enfoque está orientado a considerar el adiestramiento por resultados, mientras que el desarrollo fija su mirada en competencias.

El desarrollo se define como un proceso continuo, a largo plazo, el cual aplicado de manera sistemática y organizada, permite que las personas se vayan preparando progresivamente para ocupar posiciones superiores o más relevantes dentro de la organización, en función de sus capacidades y potencialidades demostradas. Lo cual hace suponer que el desarrollo es al final una sumatoria de diversas experiencias de adiestramiento.

Con base a lo citado, el desarrollo por lo tanto, conjuga una serie de capacidades, competencias y potencialidades que se van logrando paulatinamente, lo que da la oportunidad al individuo de ir cubriendo diferentes posiciones en una organización. Por otra parte como se ha mencionado anteriormente, el adiestramiento y desarrollo del personal, se ubica bajo la perspectiva de un modelo sistémico, donde funcionan e interrelacionan distintas formas de llevar a cabo estas funciones beneficiando tanto al capital humano como a la organización.

La misión del sistema de adiestramiento y desarrollo de personal es la de lograr que las personas, una vez ingresadas a la organización, reciban la preparación necesaria y suficiente en calidad y cantidad, para alcanzar un desempeño óptimo en sus funciones y aprovechar al máximo las potencialidades de cada colaborador a lo largo de su permanencia dentro de la organización.
Este sistema está conformado por cuatro subsistemas: diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación.

Fuente: Parra C. Nelma R.; Gestión de recursos humanos en el subsistema de adiestramiento y desarrollo; Universidad de Carabobo, Facultad de ciencias económicas y sociales.

Adaptado por la División consultoría de EvaluandoSoftware.com