Novedades de la factura electrónica en México

La emisión de facturas sigue evolucionando y, en México, a partir de este año, todas las personas morales y físicas que facturen más de cuatro millones de pesos al año deberán emitir comprobantes fiscales electrónicos.

La forma en la que deberán emitir sus facturas esas empresas o personas físicas será, de forma exclusiva, a través de un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDi), que es uno de los cuatro esquemas de comprobación fiscal que existen en dicho país.

Le compartimos el siguiente artículo para que las compañías mexicanas sepan: Qué deben hacer ante este nuevo esquema.

Ventajas del CFDi

Para Enrique Gómez, director de Consumo e Industria de Carvajal Tecnología y servicios, una empresa experta en la asesoría sobre facturas electrónicas, la emisión de CFDi tiene muchas ventajas, entre ellas: un ahorro de recursos materiales, como el papel y consumibles de impresión, pero también en servicios de mensajería y de tiempo invertido para administrar y almacenar las facturas de papel.

Gómez explica que, actualmente, existen cuatro regímenes de comprobación fiscal: los Comprobantes impresos en establecimiento autorizado (RFC); los comprobantes impresos con código de barras bidimensional (CBB); los comprobantes fiscales digitales (CFD) y los más recientes CFDi.

Sin embargo, Gómez recomienda a todas las personas morales o físicas utilizar los CFDi, aunque, por ley, no estén obligadas si facturan menos de cuatro millones de pesos al año, ya que los comprobantes por internet tienen una serie de ventajas sobre el resto de comprobantes.

¿Cuáles son los principales beneficios de las facturas electrónicas?

Los principales beneficios al adoptar la facturación electrónica son varios, entre ellos: Un ahorro en mensajería, papel, consumibles de impresión, almacenaje y administración de documentos.

También aumenta la oportunidad para la generación, entrega, validación y cobranza de las facturas, con la ventaja de que si ésta se pierde, se puede volver a enviar, explica el director.

“Desde un punto de vista de operativo, también aumenta la productividad del personal encargado en la actividades propias de la facturación, cobranza y registro de movimientos y se fortalece mucho la seguridad, tanto en la generación como en el transporte y almacenaje de las facturas, que es la más importante de cualquier empresa: cuánto, a quién y qué vendo”, añade Gómez. Quien también señala los beneficios en materia de responsabilidad empresarial, pues la emisión de CFDi se considera un proceso verde, porque ahorra en el consumo de energía y otros recursos.

Respecto a los clientes y sus beneficios, es interesante comprender cómo la factura electrónica mejora la experiencia en las interacciones asociadas a facturación y cómo las organizaciones incrementan la lealtad del cliente, generando una mejor relación de ganancia por cliente. Esto, definitivamente, acelera el retorno de la inversión en menos de un año.

Los nuevos requisitos

Las facturas que fueron emitidas a partir del 1 de enero de 2013, debieron incluir una serie de requisitos indispensables para que puedan ser válidas ante el SAT (Servicio de Administración Tributaria). En este sentido, Gómez explica que durante la última miscelánea fiscal, los datos obligatorios que todos los comprobantes fiscales deben incluir son: el régimen fiscal de la persona sea física o moral, el método de pago, la unidad de medida y el lugar de expedición.

Sin embargo, otros datos, que ahora ya son opcionales, pero que se recomienda incluir en las facturas son el nombre o razón social de la empresa, domicilio fiscal, número de cuenta de pago y moneda, además de la fecha, la serie folio y el monto del folio fiscal original.

México en el nuevo mundo de la e-factura.

“Sin lugar a dudas, México se encuentra a la vanguardia de los procesos y uso de comprobantes fiscales electrónicos”, afirma Gómez, quien reconoce que “vencer la resistencia al cambio” no ha sido fácil para los mexicanos. “Llevamos más de 10 años en este camino desde el cambio de las leyes que lo permitieron hasta que una persona puede generar una factura electrónica con el comprobante de compra en mano”, comenta el director.

En la actualidad, más de 54 países cuentan con programas de facturación electrónica. “Chile, Dinamarca, Francia, Finlandia, Italia, Brasil y México llevan la delantera”, explica Gómez. “Muchos de estos países esperan poder terminar sus implementaciones antes del 2020, entre ellos están Inglaterra, Alemania, Escocia, Polonia, Portugal, Rusia, Austria, Bélgica y Grecia”, declara el ejecutivo.

Según los expertos, implementar la factura electrónica ayuda a los usuarios a ahorrar y a los países a contar con un mejor control en la recaudación fiscal, un tema clave cuando se promueve de forma tan insistente que los sistemas de recaudación sean más eficientes.

Complete la lectura y compare la situación con el artículo Las idas y vueltas de la factura electrónica en Argentina.

Elie Smilovitz,
para Alto Nivel,
Adaptado por la División Consultoría de Evaluando Software

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario