Mientras el avance de la tecnología como complemento de las decisiones arbitrales gana terreno también en el fútbol internacional, el equipo de Investigación y Desarrollo de Practia presentó en el día de hoy el sistema de video y computación en tiempo real para la clarificación y resolución de jugadas polémicas dentro del área.

El sistema, llamado el Ojo de Hornero, permite detectar los “goles fantasma” y entender situaciones dentro del área, a partir del registro de imágenes de video y el uso de herramientas de analytics para la reconstrucción en 3D de los momentos clave que involucran la ubicación del arco, los jugadores y la pelota.

“Si bien no se trata de una herramienta aprobada oficialmente, lo que queremos hacer desde Practia es contribuir al desarrollo de la experiencia en el uso de la tecnología en tiempo real dentro del campo de juego. En un principio sólo será para uso del equipo de Atlas”, explica Carlos Farfán, Director General de Practia en Argentina.

De esta manera, el estadio Ricardo Puga contará con cámaras ubicadas en posiciones estratégicas alrededor del arco, para captar y reconstruir las imágenes de los momentos más trascendentes de cada encuentro.

“La iniciativa en la que trabajamos conjuntamente con Practia está asociada a la posibilidad de hacer de este deporte un juego más transparente y claro. Esto alimentará de detalles a aquellas jugadas que se convierten en parte de nuestras conversaciones diarias con amigos y otros seguidores de Atlas”, explica Claudio Destéfano, director de Planeamiento Estratégico de Atlas, la otra pasión.

Esta presentación coincide con la iniciativa de la máxima autoridad internacional del fútbol de querer implementar sistemas de asistencia por video a los árbitros durante la próxima competencia mundial de este deporte, a realizarse en Rusia en el año 2018.

A diferencia de lo que ocurre con el rugby, el tenis o el básquet, el fútbol es uno de los deportes que menos tecnología ha aplicado a la dinámica del juego mismo, aunque los clubes y los conjuntos nacionales ya aprovechan sus beneficios en los entrenamientos y en la planificación de su trabajo diario.

“El futbol tiene un conjunto de condimentos que hacen muy interesante conocer los resultados que pueden aportar las soluciones tecnológicas en la dinámica del juego y en la interacción con sus simpatizantes. Creemos que este proyecto del Ojo de Hornero puede ser un puntapié interesante para una transformación cualitativa del juego, sin que su esencia cambie”, concluye Farfán.