La adopción de la tecnología de información y comunicaciones (TIC) es un proceso complejo que requiere no solamente inversión, sino también que la organización tenga la capacidad de realizar los cambios que exige su uso en las diferentes funciones empresariales.

Efectivamente, algunas investigaciones concluyen que el tiempo hasta una total integración con la empresa puede demandar años, especialmente en el caso de sistemas de planificación de recursos empresariales (Enterprise Resource Planning – ERP) que impactan fuertemente la operatividad de la empresa. El proceso de adopción de la tecnología es aún más difícil para empresas de menor tamaño cuando esta abarca un espectro importante de actividades empresariales.

Existen por lo menos cuatro factores que motivan las PyMES a invertir en TIC. Ellos son:

  1. Los ahorros en costos y la generación de beneficios percibidos.
  2. La presión externa de competidores, clientes o proveedores.
  3. La disposición organizacional.
  4. La facilidad de uso.

No toda inversión en TIC va tener un impacto en el crecimiento de la empresa y de su negocio y es esencial que la TIC sea considerada no tanto como un instrumento funcional, sino más bien como una capacidad estratégica de la empresa que puede traducirse en una ventaja competitiva. Las Tecnologías de la Información y Comunicaciones tienen una función clave en los negocios actuales.

No todas las PyMES tienen que llegar a niveles de sofisticación elevada en su inversión en TIC. Una hoja de calculo desarrollada por un empleado de la empresa puede ser suficiente para gestionar un inventario o la contabilidad de una pequeña empresa comercial. Sin embargo, para empresas de mayor tamaño o complejas, el uso de ERP es una fuente notable de ahorro y de mejora de la rentabilidad del capital invertido. EL proceso de adopción de TIC no necesariamente implica la adquisición de hardware y software. Hoy día muchas necesidades de la empresa pueden satisfacerse contratando servicios externos de funciones y operaciones de TI.

Vadim Kotelnikov identifica diferentes etapas y niveles de adopción de las TIC:

Un factor que ha acelerado la adopción de la tecnología por parte de lasPyMES, especialmente en países en desarrollo, es la migración de los servicios públicos hacia la red.

Por conveniencia o por obligación, las empresas (y los ciudadanos) comenzaron a acceder más a los servicios a través de los portales para la realización de tramites, la declaración de impuestos, registro comercial, tramites aduaneros o compras publicas, entre otros. Las ocasiones de contacto de una empresa con la administración publica son múltiples y una vez que los servicios están en línea las empresas no tardan mucho en reconocer las ventajas utilizar esta misma vía en su gestión de negocios. En algunos países el gobierno ha adoptado reglamentaciones e implementado medidas cuyo fin es claramente acompañar y estimular a las PyMES en su proceso de digitalización. Por ejemplo en Chile el apoyo ha estado orientado a promover el uso de la factura electrónica, los sistemas de contabilidad y las compras públicas a través de la plataforma Chilecompra.

La adopción de TIC por parte de las PyMES es un área en la cual aun no existe una amplia literatura empírica o teórica. Según un análisis de las PyMES japonesas, éstas adoptan tecnologías porque consideran que de esta manera pueden ser más eficientes, pero las barreras culturales (bajo convencimiento del valor agregado de la tecnología), son más fuertes que cualquier otro impedimento. De la experiencia madurada en los proyectos que se analizan en diferentes estudios, resulta que el incentivo mayor para la adopción es el incremento de ventas que las PyMES esperan lograr, pero que el efecto principal logrado es una mejora de la eficiencia empresarial reflejada en la productividad y, en consecuencia, en rentabilidad y posición competitiva de la empresa.

Fuente: Las TIC en el desarrollo de la PyME. Algunas experiencias de América Latina, Antonio Ca’Zorzi. Con Licencia CC Atribución No comercial