¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

El outsourcing se ha convertido en una herramienta esencial para que muchas empresas puedan asumir los retos de la competitividad y permanencia dentro de la economía globalizada. Debe ser visto y aplicado como un verdadero contrato empresarial estratégico

De entre las diversas razones que mueven a una compañía a realizar un Outsourcing, destaca la búsqueda de ahorros y la estabilización de costos. En todo caso, el que un Outsourcing pueda ser una forma de reducir costos, no debe empañar otros beneficios que también puede proporcionar. En el estudio Public Perception of Outsourcing Research llevado a cabo por la National Outsourcing Association (www.noa.co.uk), en abril de 2012, el 65% de las empresas entrevistadas contestó a la pregunta “¿Qué palabras asocia usted con el Outsourcing?”, respondiendo “reducción de costos”.

Expectativas de mejora

Es evidente, que la actual situación económica contribuye a dar a la búsqueda de ahorros un peso extraordinario en la decisión de realizar un proceso de externalización. En todo caso, el que un Outsourcing pueda ser una forma de reducir costos, no debe empañar otros beneficios que también puede proporcionar, En efecto, otro elemento clave para acometer un Outsourcing debe ser la expectativa de mejorar la calidad de la actividad objeto de externalización. Piénsese que el proveedor es, o así debería ser, una empresa especializada en la prestación de los servicios que serán externalizados. Dicho de otro modo, lo que para la empresa cliente pueden ser “actividades secundarias”, constituyen para el proveedor su core business”.

Qué actividades de la empresa deben entregarse en outsourcing

A los efectos de una primera aproximación hemos desarrollado una herramienta de evaluación para discernir si una determinada actividad debe ser tercerizada.  Las actividades previstas son:

  1. Servicio de asistencia tecnológica
  2. Infraestructura tecnológica
  3. Desarrollo de aplicaciones

El Evaluador de Outsourcing es una herramienta gratuita que entrega un informe personalizado. Puede acceder desde aquí:

El outsourcing desde el punto de vista empresarial

El outsourcing como táctica

Como táctica empresarial se puede decir que permite a una empresa externa tomar y manejar funciones internas no estratégicas de otra compañía. Se trata de una subcontratación cuya razón de ser está ligada a la idea de reducir costos o ante el reconocimiento de la existencia de una debilidad empresarial, incapacidad productiva o ausencia de inputs necesarios.

Acudir a un tercero es la forma más inteligente de reducir gastos innecesarios en experimentación, cuando se puede encontrar un experto que cuenta con el sistem y la infraestructura para llevar a cabo una función de la mejor manera, siguiendo el refrá zapatero a tus zapatos.

Pero considerar al outsourcing como una mera táctica empresarial, lleva a señalar que esta herramienta solamente tendría alcance táctico, es decir que no contendría un adecuada y mancomunada relación en la empresa que contrata y el outsourcer o persona que presta el servicio de outsourcing.  Siendo así, no podría darse una interdependencia entre las partes y, por lo tanto, solo se trabajaría la figura de simple proveedor.

El outsourcing como estrategia

La estrategia es la adaptación de los recursos y habilidades de la organización al entorno, aprovechando las oportunidades y evaluando los riesgos en función de objetivos y metas.  Tener un propósito estratégico implica tener una visión sobre el futuro que permite orientar, descubrir y explorar. El sentido de orientación debe responder dos preguntas:

  1. ¿Qué empresa queremos ser?
  2. ¿A dónde queremos llegar?

Una de las claves empresariales es tener claro el negocio actual y el futuro ya que no se puede decidir sin saber a dónde se quiere llegar. Definida la estrategia empresarial y habiéndose determinado sus componentes (Objetivos, Plan, recursos), debe procederse a trasladar tal información a la evaluación del outsourcing. Al decidir sobre la contratación externa, las empresas no solo persiguen disminuir costos, sino y tal vez lo más importante, concentrarse en el desarrollo de sus actividades centrales. En otras palabras, se ubican en el cuplimiento de su objetivo misional, razón por la cual amerita dar el tratamiento de verdadera estrategia empresarial al outsourcing.

En consecuencia, debe señalarse que, al ser una estrategia, lleva consigo la consecución de una verdadera y necesaria interdependencia entre la empresa contratante y el contratista o outsourcer, lo cual determina una relación de alianza, de cohesión y confianza en lugar de un simple categoría de proveedor.

Flexibilidad

Otra de las ventajas que se derivan del Outsourcing es la flexibilidad que aporta a las empresas, en un doble sentido.

Escalable

Si el Outsourcing se acomete correctamente, el tamaño y alcance del servicio externalizado estará vinculado a la evolución de la empresa y a su crecimiento y decrecimiento. Gracias a su especialización y al hecho de que proporciona servicios para otros clientes, el proveedor de Outsourcing se encuentra en una situación óptima para absorber el incremento y reducción de las necesidades de la empresa, cosa que no ocurre cuando se emplean los propios recursos (no externalizados) que son por su propia naturaleza rígidos.

Adaptación

Además, el Outsourcing permite una mejor adaptación de las empresas a los cambios tecnológicos, e incluso regulatorios, que afecten a su actividad. La evolución tecnológica es veloz y una empresa requiere realizar importantes inversiones si quiere mantenerse al día, conservar su posición competitiva en el mercado e, incluso, poder atender las nuevas necesidades de sus clientes. Estas inversiones se pueden reducir y racionalizar si se llevan a cabo en el contexto de un Outsourcing. El proveedor es un experto en las tareas especializadas y, por lo tanto, es capaz de hacer evolucionar la tecnología de forma mucho más eficiente, tanto por el hecho de contar con acuerdos más ventajosos con los proveedores de la misma como por poder dividir su coste entre otros clientes para los cuales se utilicen los mismos medios.

Responsabilidad

En materia de responsabilidad, el Outsourcing permite a las empresas trasladar a los proveedores la responsabilidad en relación con la correcta prestación del servicio externalizado, así como las consecuencias en caso de que dicho servicio vulnere la normativa aplicable o derechos de terceros.

Finalmente, y no menos importante, el Outsourcing permite a las compañías focalizar la totalidad de sus recursos internos en aquellas tareas que aportan mayor valor al negocio (es decir, aquellas áreas o actividades que conforman el núcleo central del negocio de la organización).

Fuente: Hogan Lovells. Aspectos jurídicos a considerar en las externalizaciones de infraestructuras, servicios y procesos

Adaptado por la división consultoría de EvaluandoSoftware.com

 

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores