Software de gestión para empresas de acuerdo al tipo de código fuente

Existen distintas formas de operar con el código fuente por parte de los fabricantes de CRM ERP´s, por lo que los dividiremos en:

Código cerrado

Este suele ser el modelo de la mayor parte de los CRM ERP´s. Al ser el código fuente siempre propiedad del fabricante, este no permite interactuar con él y por norma general lo protegerá al considerarlo el núcleo de su negocio, de manera que nunca dejará opción a las empresas cliente para operar con él. En su defecto, y dado que los CRM ERP`s se caracterizan por la capacidad de personalización de los mismos a las situaciones de los clientes, suelen ofrecer un entorno de programación paralela en el que poder crear programas independientes pero, o conectados, o en ocasiones dentro de la misma plataforma.

Código abierto

Este tipo de sistemas, aunque protege contractualmente la propiedad del código fuente, lo ofrece a sus clientes. Puede ser confundido con el código libre, pero no tienen nada que ver. En este caso la propiedad es evidente, y se requiere pago por su uso, pero se permite a los clientes el acceso al código fuente para poder modificarlo y trabajar en él, ofreciendo la posibilidad de realizar nuevos programas dentro de la herramienta e incluso una vez dominado, ser autónomos a la hora de mantener el sistema.

Código libre

Este tipo de software se basa en la idea de que no hay que pagar por el uso de la herramienta, por lo que ofrecen esta sin coste y basan su negocio en el servicio que prestan para la implantación.

Es probablemente el que menos me gusta, ya que aunque en las presentaciones se nos venda que hay muchos clientes, las empresas que los gestionan suelen estar aisladas, es decir, una empresa “coge” la versión de un sistema de internet y la mejora y luego la distribuye, por lo que volvemos a quedar muy ligados a una empresa concreta, corriendo el riesgo de convertirnos en el tan temido “cliente esclavo”.

Por otro lado el lenguaje de programación en el que se encuentran desarrolladas no está tan extendido, por lo que el coste de hora de personal especializado en este tipo de programas suele ser bastante superior.

En alguna ocasión me he bajado alguno de estos sistemas para testearlos y cual ha sido mi sorpresa cuando en algunos sitios al cliente se le denominaba “cliente” y en otros “company”. Un sistema de esta envergadura debe mantener una coherencia en todos los aspectos, pero si en estos que son tan básicos comenzamos así…

Por todo lo anterior, el tipo de código con el que más me gusta trabajar, son sistemas de código abierto. Creo que son los que más autonomía e independencia ofrecen a los clientes.

Por José David Rodríguez Castuera

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario