Los rápidos cambios en la tecnología están creando un paradigma en la forma en que las empresas realizan sus negocios. Las condiciones del mercado, las expectativas de los clientes, y las funcionalidades de la tecnología están transformando los procesos a una velocidad fenomenal y no parecen desacelerar en un futuro cercano. El cambio disruptivo instiga a las empresas de manufactura a tomar un cambio de 180° y a modernizar sus operaciones de planta desde la infraestructura de TI, integración de las soluciones, roles del personal, mejores prácticas operacionales e implementaciones.

A medida que las empresas de manufactura luchan para estar a la vanguardia en las innovaciones, deben parar, mirar, escuchar y planificar su estrategia para ser una empresa digital en el futuro. Esto no es una tarea de un día para otro, pero si todavía no ha empezado a implementar concepto innovadores de tecnología como el Internet de las cosas, Big Data, Movilidad y la nube, este es el momento de arrancar. Esperar es una decisión de mucho riesgo. Este artículo brinda consejos prácticos de expertos, y cómo dar los primeros pasos.

La palabras de la industria

¿Cómo se identifica a una empresa digital? ¿Cómo saber si su empresa es una fábrica del futuro? Estos términos se refieren a la presencia de soluciones de TI avanzadas e interconectadas, que permiten que las empresas de manufactura utilicen los datos en una forma estratégica, pro activa, centrada en el cliente y rentable. En general, involucra a varias soluciones interpretables, y muchas veces hosteadas en la nube. Algunas empresas ya han adoptado soluciones de próxima generación y ya se están beneficiándose con los resultados, sin embargo muchos analistas consideran que este avance disruptivo en la manufactura está todavía en pañales. Estamos recién comenzando a ver el potencial y a comprometernos con este tema.

La mayoría de los analistas concuerdan que se acercan grandes cambios, es solo cuestión de tiempo y alcance. Deloitte, empresa analista, comenta que una estrategia digital es tan esencial que es sinónimo de un plan de negocios. En un documento reciente afirma:

“en el mundo actual altamente conectado, la estrategia digital es la estrategia del negocio. Es desarrollar funcionalidades digitales e integrarlas en la organización para crear una empresa intuitiva. Una organización realmente intuitiva integra las iniciativas e toda la empresa, implementa regularmente tecnología innovadora y utiliza las funcionalidades digital para conocer y moldear el mercado”.

La mayoría de los expertos concuerdan que el alcance del cambio es enorme. En Technology Vision 2015 de Accenture, los consultores resumen el impacto potencial cuando describe “el material digital” como una fuerza que:

“cuenta con el potencial para abarcar todos los aspectos del negocio, las relaciones con los clientes, y el mundo que los rodea. Este material ya ha brindado a las empresas la capacidad de conectar en formas desconocidas hasta ahora. Las empresas operan en forma rutinaria cientos de procesos de negocios, llegan a miles de empleados, y a millones de consumidores. Muchas grandes empresas tienen una escala que llegan a mil millones de vidas”.

El reporte también cita una encuesta reciente que examina cómo las empresas, incluyendo las de manufactura, ven este impacto. El reporte afirma que el 81% de los que respondieron concuerdan en que en el futuro, los límites de la industria se diluyen a medida que las plataformas remold en el mercado creando ecosistemas interconectados. Se lograrán enormes eficiencias a medida que los negocios continúen gestionando tecnología digital internamente.

Cualquiera sea el aspecto de la industria que consideremos, hay un elemento que vincula todo el sector: los datos. El crecimiento de datos es la fuerza que impulsa este paradigma hacia la manufactura moderna y la fábrica el futuro.

Primeros Pasos para la empresa digital

“Los programas inteligentes de manufactura logran beneficios financieros tangibles y auditables”, afirma Robert Parker, vicepresidente en IDC Insights, en un artículo reciente en Reuters.

Volverse una empresa digital para 2020, requiere un planeamiento avanzado. No es un tarea sencilla, ni tampoco existe una fórmula única y mágica que se compra e instala que transforma la organización en empresa digital o fábrica del futuro. Es un proceso, uno que frecuentemente involucra etapas múltiples, experiencia externa, inversiones, y compromiso. Si no se cuenta con el soporte de los ejecutivos, lo que incluye presupuesto, el plan está condenado al fracaso. A continuación algunos de los pasos a seguir para lograr contar con una empresa digital.

1. Priorizar metas y establecer la estrategia

  • Saber que se quiere lograr y porque.
  • Ser específico con los objetivos para poder medirlos durante el progreso
  • Establecer metas realistas. No sobre inflar los beneficios ni ignorar que puede haber retos.
  • Mantener la satisfacción de los clientes como parte central de la estrategia.
  • Incluir una estrategia definida de éxito y cómo se hará la medición del progreso,
  • Priorizar y seleccionar metas de manera de lograr avances temprano para lograr soporte

2. Crear equipos de trabajo, aprovechar la experiencia

  • Establecer un equipo de distintas funciones con representantes de cada departamento involucrado.
  • Asegurarse de contar con un líder definitivo con capacidad para la toma de decisiones.
  • Definir claramente los roles de los miembros del equipo y las expectativas. No puede ser un proyecto de baja prioridad que recibe atención intermitente.
  • Invertir en crear el equipo y empoderar al personal interno para realizar investigaciones y ser expertos en tareas o temas específicos, como análisis de datos, herramientas de configuración, o sistemas de control de calidad.
  • Separar los roles en segmentos manejables, siendo cuidadosos de no sobrecargar a ninguno de los miembros o departamentos.
  • Involucrar tanto a los escépticos como a los entusiastas en la estructura del equipo. Distintas perspectivas pueden ayudar a contar con una visión panorámica del proyecto.
  • Confiar en expertos del Mercado, consultores o proveedores de productos para ayudar en áreas muy especializadas. No reinventar la rueda. Dejar que los recursos externos traigan su conocimiento. Pedir casos de clientes y referencias.

3. Optimizar las oportunidades del Mercado

  • Desarrollar un entendimiento profundo del mercado en cuestión, contar con el perfil de los compradores, disparadores de compras y del proceso de decisión de compra.
  • Explorar nuevos mercados, regiones, y nichos verticales.
  • Además de considerar la expansión, tener en cuenta la contratación, o la especialización en industrias verticales o Mercado de nicho de manera de enfocar los recursos.
  • A medida que se establecen las prioridades, seleccionar las iniciativas que soportan los esfuerzos para reforzar las posiciones del mercado como también para capturar nuevas oportunidades.
  • Ser oportunistas, manteniendo una perspectiva estratégica y de las expectativas reales.
  • Buscar oportunidades donde se pueda crear diferenciación del producto y oferta de propuestas de valor únicas.

4. Implementar y controlar el riesgo

  • Las empresas exitosas frecuentemente hacen el proceso en etapas al implementar sus principales iniciativas, como ser una empresa digital. Una implementación en etapas permite tener éxitos desde un comienzo y la posibilidad de redefinir las estrategias a medida que se avanza.
  • Comenzar con conceptos fundacionales y luego seguir a partir de ahí.
  • Asegurarse de tener los básicos definidos antes de comenzar con estrategias más avanzadas. Por ejemplo, al implementar un proceso para automatizar la reacción a los sensores, primero asegurarse de recolectar y contextualizar los datos, antes de comenzar a automatizar la respuesta de los datos.
  • Comenzar con tecnología que se utiliza en múltiples aplicaciones. Por ejemplo, Business Intelligence se usa en casi todas las aplicaciones de una empresa digital.
  • Considerar herramientas Fuertes para analytics y reportes como pre-requisitos para moverse hacia más aplicaciones de datos.
  • Monitorear temas de calidad y seguridad. Como en cualquier otra iniciativa nueva, la integridad de los datos, la calidad y la seguridad deben considerarse. Involucrar a expertos para minimizar riesgos.

5. Evaluar y Redefinir

  • La perfección rara vez se logra en un primer intento. La mejora continua es un concepto importante que se mantiene crítico en la manufactura .
  • Evaluar el proceso de hitos predeterminados, realizando las correcciones sobre la marcha a medida que se precise.
  • Mantener a la organización informada del progreso. Celebrar los logros y aceptar sugerencias para mejoras.
  • A medida que se acerquen a las metas de lograr a la empresa digital, establecer metas más altas o metas propias.
  • No fijar metas muy bajas. A medida que crecen la experiencia, también deben crecer las expectativas.
  • Medir la nueva facturación versus la inversión para calcular el retorno. Recordar que el ROI puede no ser tangible en cuenta a lealtad de los clientes, liderazgo reconocido, o posicionamiento como empresa experta en el sector.

Estos cinco pasos son solo lineamientos del camino a recorrer para ser una empresa digital. Cada empresa tendrá sus variaciones y pasos específicos a seguir, como mandatos de dada Mercado, cumplimientos específicos, etc. Cada empresa decidirá su propio ritmo y que es más lógico para su organización y expectativas. Un único tamaño no es igual para todos, y no se puede hacer una receta que sirva para todos. Lo más importante es comenzar el recorrido. Considerar estas recomendaciones como punto de partida para discutir y planificar. Buena suerte!

Por Ruben Belluomo,
Gerente Comercial Infor