¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Mucho se habla hoy en día de los emprendedores, de startups o ideas innovadoras. Esta clasificación agrupa a todas aquellas personas que llevan adelante un proyecto, que propone algo nuevo al mercado.

Una idea innovadora, no es otra cosa que una mejor manera, más eficiente o productiva, de hacer algo.

Si generalizamos en algunos aspectos podemos encontrar puntos en común en este ecosistema. Pequeños patrones o características no solo de las personas que los llevan adelante, sino también de los proyectos.

Esto hará divisar puntos a favor y en contra que poseen desde el aspecto comunicacional. Cuáles son sus desafíos a superar y qué valores positivos comparten.

Desafío de la complejidad

Un proceso innovador, en muchas ocasiones, infiere romper una estructura establecida, cambiar un modo de hacer pre existente. Comunicar correctamente un emprendimiento, en algunos casos, tiene como traba la lógica del mismo proyecto. Ser claro y preciso en pocos minutos es el primer desafío, encontrar paralelismos establecidos, en ciertas ocasiones es de gran ayuda.

Salir de su lugar de conocimiento pleno, para encontrar el modo correcto y conciso de contarlo a quien no sepa nada del tema, debería ser el primer paso, no solo por su dificultad, sino por su importancia.

Desafío de los recursos

Esta es una característica global, pero en nuestro país debido a las pocas herramientas de financiación que ofrece el mercado, el tener pocos recursos para encarar un proyecto es un aspecto muy presente. Poseer capital podría facilitar acciones que ayuden a comunicar; publicidad, herramientas multimedia o mismo asesoría en comunicación.

Debido a la falta de esto es vital tener muy claro los objetivos de corto y mediano plazo y enfocarse en qué acciones de comunicación pueden aportar en ese camino. Esto aportará a la falta de recursos.

Diferencial del conocimiento

En la mayoría de los startups que vemos o encontramos, quien los lleva adelante son personas muy capacitadas o avezadas sobre la problemática que resuelve o ataca su idea. En algunos casos, no de la industria en la que puede tener más impacto, pero sí de la lógica de la innovación que proponen.

Eso los dota de un valor importantísimo, ya que pueden comunicar detalladamente todos los procesos de manera natural, siendo esto de mucha importancia para lograr empatizar.

Diferencial de la pasión

Sin dudas la más repetida de las virtudes de un emprendedor es la pasión por aquello que llevan adelante, en general ese brillo en los ojos se repite en todos al contar sus ideas.

No es algo menor y resuelve en muchos casos falencias o faltantes en los procesos, con algo que se convierte en una ventaja competitiva contra una empresa que no esté motorizada por la misma combustión.

El desafío de comunicar una nueva idea es enorme, las trabas y luchas que hay que dar en medio son innumerables.

Las similitudes mencionadas son reales y tienen su debida injerencia, pero hay algo que caracteriza a todo buen emprendedor y tiene un efecto multiplicador sobre todas sus posibilidades y esto es su perseverancia y tenacidad, valor que también potenciará su faceta comunicacional.

Por Facundo Farias para SomosPyMEs

¿Qué Software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores