Porqué la mayoría de los proyectos de Business Intelligence fallan

De acuerdo con Gartner, del 70 al 80 por ciento de los proyectos de Business Intelligence, inteligencia de negocios, fracasan. La solución podría ser organizarse con un proceso de desarrollo más ágil

Recientemente, Gartner señaló un estudio que pretendía demostrar que “entre el 70% y el 80% de los proyectos de BI fallan.” Por lo general, este tipo de declaración, de Gartner o cualquier otra persona, equivale a decir “dame tu dinero o vas a estar en problemas”. Sin embargo, el autor del estudio tiene la experiencia reciente como CIO de Business Intelligence (BI). Por otra parte, algunos de los problemas que Gartner citó como causa de fracaso de los proyectos de BI son bien conocidos como causas de los fracasos en otras áreas de TI, en particular, la comunicación entre TI y la gerencia de las empresas. Así que hay buenas razones para pensar que una proporción significativa de los proyectos actuales de inteligencia de negocios de hecho fallan, según cualquier criterio razonable con el que se los quiera medir.

Pero, el 70% al 80% es una proporción inusualmente alta de proyectos que no cumplen con sus objetivos. Especialmente si se toma en cuenta que la inteligencia de negocios, Business Intelligence, es una disciplina bien establecida en las grandes organizaciones. Además, gran parte de los requerimientos actuales de BI son reportes de consultas pre establecidos que se aplican en ciertas épocas del año.

Considerando que desde hace 15 años Business Intelligence es una aplicación cuya primer misión es hacer reportes ¿Qué tan creíble puede ser que una mayor exigencia de requerimientos no logra llegar a sus metas en un 70-80% de las veces? Algo parece extraño en estos números.

Entonces, ¿Cuán significativo es para el usuario medio, “el fracaso del proyecto de BI”? Y si es importante para un usuario en particular, ¿La solución es mejorar las comunicaciones CIO-CEO enseñándole a TI a hablar en el lenguaje empresario? Es necesario que exista una comunicación efectiva entre las necesidades del negocio con el brazo tecnológico de la empresa que, en definitiva, es quien trata de dar respuestas a esas necesidades.

Los proyectos de BI se parecen a los de desarrollo

De hecho, “los proyectos de BI”, tienen un parecido sorprendente a los proyectos de desarrollo de software que las empresas han estado haciendo durante los últimos 45 años. A menudo, implican escribir nuevo software. Ciertamente, se necesita escribir nuevas consultas y el uso del software existente en formas nuevas que requieren, de antemano, el diseño y la planificación. Si no se requiere la experiencia del desarrollador, entonces se apela al “Data Miner,” que sabe cómo traducir las solicitudes de información en órdenes de consulta.

Dada esta similitud ¿Podríamos esperar que la tasa de fracaso de los proyectos de BI tenga alguna relación con la tasa de fracaso de los proyectos de desarrollo de software? Sin embargo, cuando nos fijamos en la historia de los intentos por averiguar las tasas de fallas en el desarrollo, se descubre, vergonzosamente, que nadie realmente ha conseguido datos y números significativos de las tasas de fracaso.

Eso no quiere decir que en tres décadas de los investigadores no lo han intentado. Los esfuerzos van desde los intentos de medir líneas de código de trabajo escritas, a la abstracción de funciones codificadas llamados “puntos de función”, los estudios comparativos y otros.

Al final del día, la medición que tiene sentido a largo plazo, es la “tasa de fracaso” y se define como lo que la empresa dice que es. Es decir, una compañía que comenzó el seguimiento de informes de los usuarios sobre éxitos y fracasos en la década de 1990 encontró que el 40%-60% de los proyectos de desarrollo fueron reportados como “entrega tardía”, “nunca terminó”, o “no hacer lo que se le preguntó.”

O al menos eso era cierto hasta hace cinco años, pues luego el área de TI, los desarrolladores tercerizados y los que venden servicios de desarrollo comenzaron a comprometerse seriamente con un proceso llamado “desarrollo ágil”. Repentinamente informaron que las tasas de falla se redujeron a 20%, a 15%, y en los casos en los que “ágil” se utiliza para todo, terminaron con tasas del 0%.

El autor cita una encuesta de hace dos años que confirmó todas las métricas que pudo encontrar. El desarrollo ágil trajo mejoras del 15% al 45%. Así que la pregunta de si el 70% al 80% de los proyectos de BI no se convierten en exitosos habría que agregar:

  • ¿Si el proyecto de BI no es ágil, ¿por qué no habría altas tasas de fracaso?
  • ¿Y si es ágil, ¿cómo es creíble que las tasas de fracaso sean tan altas?

Agile Business Intelligence puede ser una buena idea

La historia cuenta que un periodista le preguntó una vez Gandhi (que como abogado había estado en Inglaterra y sabía lo que estaba hablando) lo que pensaba de la civilización occidental. “Yo creo”, replicó Gandhi , “que sería una buena idea.”

De la misma manera, preguntar si los proyectos de BI son ágiles ya que se informaron que las tasas de fracaso son un 70% al 80%, tiene su propia respuesta.

Claro está que la mayoría de los proyectos de BI no utilizan procesos verdaderamente ágiles. Simplemente no hay manera que los proyectos de BI ágil podrían alcanzar un índice de fracaso. Más bien, esta tasa de fracaso es una indicación de que la BI está muy rezagada en su capacidad para lograr un proceso ágil – y por lo tanto, curiosamente, en su capacidad para aumentar la agilidad del negocio.

¿Qué piensa el autor de las metodologías ágiles de BI? Cree que serían una buena idea.

Fuente: Enterprise Apps Today. Traducido y adaptado por División Consultoría de Evaluando Software.
Autor: Wayne Kernochan de Infostructure Associates, analista de la industria de TI centrada en software de infraestructura para más de 20 años.

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario